Asunción, 29 may.- Mario Abdo Benítez, actual presidente electo, afirmo Horacio Cartes es senador electo de pleno derecho, luego de que se eligiera en las urnas y su candidatura fuese habilitada por la Corte Suprema de Justicia (CSJ), a pesar de no estar de acuerdo con el fallo.

Abdo Benítez afirmó: “Tengo que respetar aunque no me guste los fallos de las instituciones correspondientes y hoy la Justicia dice que Horacio Cartes es senador electo, no lo dice Mario Abdo, lo dice la Justicia y hay que respetar los fallos de la Justicia o sino entraríamos en una anarquía en el Paraguay“.

Cartes presentó su renuncia para jurar como senador por el Partido Colorado el 1 de julio y con ello no caer en la duplicidad de funciones.

La renuncia deberá ser tratada el miércoles en una sesión extraordinaria en el Congreso, a la que los partidos de la oposición han dicho que no acudirán para propiciar la falta de quórum y demorar la salida de Cartes del Ejecutivo.

La oposición considera que Cartes no puede desempeñar como senador activo debido a que la Constitución establece imperativamente que un expresidente se convierte en senador vitalicio, sin voz ni voto, siempre y cuando no deje el cargo a causa de un juicio político.

De hecho, los grupos de la oposición impugnaron la candidatura de Cartes antes de las elecciones, si bien luego esta fue habilitada por la CSJ.

En ese sentido, Abdo Benítez, del gobernante Partido Colorado al igual que Cartes, dijo a los medios que todo fue parte de un proceso que puede ser cuestionado, pero no desobedecido.

“Los órganos correspondientes para la interpretación de la ley, de la ley electoral lo habilitaron, estuvo él (Cartes) en la papeleta, se hicieron impugnaciones y se rechazaron las impugnaciones”, dijo el presidente electo tras un acto en el departamento de Alto Paraguay (norte).

“Yo como una persona que cree en las instituciones, que considera que el Paraguay tiene que liderar un proceso de fortalecimiento institucional, no puedo incentivar a la violación de la ley”, añadió.

Abdo Benítez es el líder de Colorado Añetete, una corriente interna del Partido Colorado y opuesta a Honor Colorado, el movimiento liderado por Cartes en esa formación.

Algunos senadores de Colorado Añetete han confirmado que no asistirán a la sesión del miércoles al considerar que Cartes no puede ser senador activo siendo ya senador vitalicio como expresidente.

De ser aprobada la renuncia de Cartes, la Presidencia recaerá en la vicepresidenta, Alicia Pucheta, que se convertiría en la primera mujer paraguaya en ocupar la jefatura del Ejecutivo.

Pucheta desempeñaría hasta el 15 de agosto, fecha en la que asumirá el Gobierno del presidente electo, Abdo Benítez, también del Partido Colorado.