Abdo Benítez viaja a Costa Rica a “defender instituciones” ante CorteIDH

0
92
Presidente Paraguayo: Mario Abdo Benítez

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, viajó este miércoles a San José de Costa Rica para “defender las instituciones en su lucha contra la violencia” durante la vista de la CorteIDH al caso de presuntas torturas a dos activistas en 2002 que se realizará mañana.
La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) decidirá si el Estado paraguayo fue responsable de las torturas que denunciaron haber sufrido entre el 17 y el 30 de enero de 2002 Juan Arrom y Anuncio Martí, actualmente asilados en Brasil.
Ambos son reclamados por la Justicia paraguaya por el secuestro, un año antes, de María Edith Bordón, nuera del exministro de Hacienda Enzo Debernardi, que también anunció que acudirá a presenciar la vista de la CorteIDH.
El mandatario, que partió esta mañana desde el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi, escribió momentos antes en su cuenta de Twitter que acude a “acompañar a las víctimas del secuestro y a defender las actuaciones de las instituciones en su lucha contra la violencia en el Paraguay”.
Abdo Benítez decidió acudir a la vista “como un observador más” según explicó el martes el canciller, Luis Alberto Castiglioni, quien adelantó que Paraguay consideraría una eventual condena al Estado como una “afrenta”, ya que, según él, las presuntas torturas denunciadas por Arrom y Martí ya fueron investigadas y desestimadas.
Al igual que Castiglioni, el vicepresidente, Hugo Velázquez, negó hoy a los medios, en el acto de despedida oficial de Abdo Benítez, que la presencia del presidente en la vista tenga como fin presionar al tribunal y añadió que acude a “defender los intereses del pueblo paraguayo”.
Ante un posible fallo desfavorable al Estado, Velázquez señaló que “jurídicamente” tiene sus “dudas de que sea vinculante”, y reiteró que, en caso de que la resolución exija el pago de una indemnización a los activistas, el Gobierno no pagará “ni un dólar a los secuestradores”.
El temor de las autoridades paraguayas ante la posible exigencia de una indemnización se sustenta en las recomendaciones que trasladó al país la Comisión IDH en 2017 y que no fueron acatadas, motivo por el que el caso acabó en la CorteIDH.
Por su parte, Abdo Benítez dijo el martes que una condena al Estado marcaría “un humor diferente” de Paraguay hacia la institución.
Junto al presidente, estarán presentes en la audiencia María Edith Bordón y el senador del minoritario Partido Patria Querida Fidel Zavala, secuestrado en 2009 por la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).
Las autoridades paraguayas aseguran que el EPP nació de Patria Libre, el partido al que pertenecían Arrom y Martí.
Independientemente de lo que ocurra en la CorteIDH, Castiglioni aseguró el martes que el pedido oficial que el Gobierno hizo a Brasil en enero para que revoque el estatus de refugiados de Arrom y Martí, con objeto de que sean juzgados en el país, no se verá afectado.