Asunción, 3 feb. – Salud alerta que los criaderos del mosquito transmisor del dengue siguen proliferando en predios y viviendas, pese a las recomendaciones emitidas para la limpieza en prevención de la enfermedad, que ha dejado cuatro muertes en Paraguay en lo que va de año.

De hecho, cerca del 100 % de las casas inspeccionadas por el Servicio Nacional de Paludismo (Senepa) en el Gran Asunción y en el departamento Central, las áreas más afectadas por la epidemia, contenían criaderos del mosquito.

El porcentaje es similar al de las viviendas y propiedades visitadas por los funcionarios del Senepa en los departamentos de Concepción, Cordillera y Boquerón.

La titular del Senepa, Teresa Barán, indicó que el pasado enero se visitaron en Asunción un total de 5.403 predios, de los cuales 4.747 tenían criaderos (el 95 %).

El porcentaje en Central fue del 90 %, con 18.215 predios visitados, con criaderos en 16.978 de ellos, según el comunicado del Ministerio de Salud Pública.

En lo que va de año, el Senepa inactivó 456.665 criaderos del mosquito Aedes aegypti a nivel país, al tiempo que se rociaron 34.027 manzanas.

Ello dentro de la campaña del Gobierno para proceder a la limpieza y erradicación de los criaderos.

Al respecto, el Ministerio instó a la ciudadanía a dedicar diez minutos diarios a inspeccionar sus viviendas y entornos y proceder a eliminar potenciales criaderos, como recipientes y objetos que acumulan agua.

Algunos colectivos ciudadanos han criticado al Gobierno por no haber dado comienzo antes a esa campaña, teniendo en cuenta que era predecible la epidemia de dengue en las actuales fechas.

Hasta ahora hay cuatro fallecimientos por dengue, mientras que se estudia una veintena de muertes para confirmar si se produjeron por la enfermedad.

Hay además 927 casos de dengue, según el último reporte de la semana pasada, con un aumento de las notificaciones de los casos sospechosos, que sobrepasaron los 14.000 semanales.

El Gobierno reitera que no se hace necesaria la declaración de emergencia sanitaria al disponerse de todos los insumos y personal de blanco para atender la enfermedad, si bien las redes sociales acumulan quejas sobre centros de salud y hospitales que no dan abasto a las consultas.

El serotipo dominante en Paraguay es el DEN 4, el más leve y el que afectó este mes al presidente del país, Mario Abdo Benítez, quien ya fue dado de alta.

La peor epidemia de dengue en el país suramericano fue la de 2013, con 150.000 casos y 252 muertos en un país de casi 7 millones de habitantes.