Alzas salariales y mejores condiciones laborales centran 1 de mayo paraguayo

0
155
Manifestantes salieron a las calles del microcentro para reivindicar una subida salarial y mejores condiciones laborales con motivo del Día del Trabajador hoy, miércoles en Asunción. Un centenar de trabajadores paraguayos salieron este miércoles a la calle para alzar su voz en este 1 de mayo y reclamar unas mejores condiciones laborales y una subida del salario mínimo hasta los 3 millones de guaraníes (480 dólares), frente a los 2.112.562 guaraníes actuales (338 dólares).

Un centenar de trabajadores paraguayos salieron este miércoles a la calle para alzar su voz en este 1 de mayo y reclamar unas mejores condiciones laborales y una subida del salario mínimo hasta los 3 millones de guaraníes (480 dólares), frente a los 2.112.562 guaraníes actuales (338 dólares).
En el microcentro de Asunción, frente al Panteón de los Héroes, se concentraron unas 100 personas de la Corriente Sindical Clasista (CSC) y del Partido Paraguay Pyahura (PPP) para exigir “un buen empleo” y “políticas de Estado para la mayoría”, como dijo a Efe el coordinador de la CSC, Eduardo Ojeda. Ojeda también reprochó al Gobierno de Mario Abdo Benítez estar instaurando una “política antipopular” que “ataca y empeora mas la crisis para los trabajadores”. “Estamos hablando de un porcentaje altísimo de los trabajadores que están en condiciones vulnerables de explotación y vulnerabilidad”, detalló Ojeda.
En su opinión, la situación de los trabajadores paraguayos empeora con cada Ejecutivo y deja a los empleados en “la absoluta precariedad laboral”. Los manifestantes que acudieron a la protesta del Primero de Mayo coreaban cánticos por la lucha obrera y la organización sindical, con reclamos que iban desde la subida salarial hasta la consecución de una jornada laboral sin explotación, sin olvidar tampoco la igualdad salarial entre hombres y mujeres.
Ese fue uno de los motivos que llevó este miércoles a manifestarse a Isabel Portillo, miembro de Juventud Paraguay Pyahura, que denunció “la falta de igualdad de oportunidades para las mujeres”. Portillo, madre de dos hijos, reconoció que el salario mínimo, apenas 340 dólares, no le alcanza para llegar a fin de mes y tiene que vivir con su madre para repartir los gastos.
“Para una familia es súper difícil sobrevivir con eso, debería ser mucho más, tendría que ser un mínimo de 3 millones”, manifestó. Otra cara de los reclamos la representan los pequeños agricultores, también afectados por la falta de garantías laborales y por jornadas que llegan a las 12 horas, como dijo a Efe José Coronel, horticultor y miembro del PPP.
“La situación es muy delicada en este momento, no se respetan los derechos de los trabajadores, no se cumple la función de la patronal, el salario mínimo es muy poco y se explota demasiado a los trabajadores”, lamentó.