Buenos Aires, 19 jun.- Con miras a lograr lograr ser sede conjunta del Mundial de Fútbol de 2030, los presidentes de Argentina y Uruguay, Mauricio Macri y Tabaré Vázquez, respectivamente, acordaron hoy en Buenos Aires su alianza para trabajar junto con Paraguay en.

Ambos mandatarios se refirieron a la candidatura entre risas y un ambiente de cordialidad durante la inauguración oficial de la nueva embajada uruguaya en Buenos Aires.

Mientras Macri se mostró “con muchas esperanzas de que se repita todo en el Río de la Plata 100 años después” -en referencia a que el primer Mundial, en 1930, se celebró en Montevideo- Vázquez obsequió a su par con una replica exacta de la pelota de fútbol argentina con la que se jugó la final de aquel primer campeonato, que se disputaron las selecciones de los dos países.

El mandatario uruguayo recordó que en aquella ocasión se dio una “discusión amistosa” entre los representantes de ambos equipos porque en esa época en Uruguay se jugaba con un tipo de pelota y en Argentina con otro.

“La uruguaya tenía menos gajos y la argentina más. Y (fíjense) si habría hermandad que resolvieron jugar aquel Mundial con dos pelotas. Un tiempo con la uruguaya y otro con la argentina”, evocó Vázquez, cuyo regalo a su par fue realizado por artesanos uruguayos.

Asimismo, Macri, que calificó como una “maravilla” el presente de Vázquez, a quien a su vez regaló un tradicional poncho argentino, consideró que el fútbol es “un nuevo puente de integración” entre los dos Estados, ya de por sí unidos por una historia y afectos comunes.

Es así que consideró que la candidatura para ser sede de la Copa del Mundo “también es un lindo proyecto de integración”, sumando además “a los hermanos paraguayos”