Asunción, 12 feb . – Asociaciones de periodistas de Paraguay repudiaron el asesinato de un conocido periodista ocurrido la noche de este miércoles en la conflictiva ciudad de Pedro Juan Caballero, frontera con Brasil, supuestamente a cargo de presuntos sicarios.

Lourenco “Leo” Veras, propietario del portal digital Porã News, recibió varios balazos por parte de un grupo de encapuchados cuando se encontraba con su familia en el interior de su vivienda en esa ciudad, según informó la Fiscalía.

El informador murió en el hospital al que fue trasladado tras el atentado.

El Sindicato de Periodistas del Paraguay exigió a las autoridades que “garanticen la vida y la seguridad de los colegas de la zona, además de aclarar este terrible crimen y juzgar debidamente a los culpables, evitando nuevamente que la impunidad se engalane”.

Esta asociación pidió además a las autoridades que “combatan realmente a los grupos criminales que dominan la frontera y que cuentan con presencia dentro de los propios poderes estatales”.

Por su parte, el Foro de Periodistas Paraguayos (FOPEP), llamó al Ministerio del Interior a “realizar una investigación profunda para dar con los asesinos del colega atacado en su propio domicilio y posteriormente muerto camino al hospital”.

Exigieron también la “inmediata protección de los colegas de la zona ante la inseguridad reinante y la falta de garantías para realizar el trabajo de informar”.

“Un Estado que no protege a sus periodistas es un Estado fallido”, acotó el comunicado del FOPEP.

La Fiscalía indicó en un comunicado que ya ha asignado un grupo de fiscales para investigar el asesinato en colaboración con la Policía Nacional.

Pedro Juan Caballero es un zona fronteriza con uno de los mayores índices de criminalidad de Paraguay y donde tiene activa presencia el Primer Comando Capital, el mayor grupo criminal brasileño.

Más de 70 integrantes de ese grupo se fugaron el mes pasado del penal de esa ciudad con la complicidad de los responsables de la cárcel, según la investigación.

Según las organizaciones de periodistas, con Veras son 19 los informadores asesinados desde la caída de la dictadura de Alfredo Stroessner, en 1989.

Uno de los últimos casos que más impactaron en Paraguay fue el asesinato en 2014 del periodista Pablo Medina, del ABC Color, el mayor impreso del país, y conocido por sus investigaciones sobre la relación entre el narcotráfico y autoridades locales del norte del país.

Por ese asesinato cumple condena el exintendente del gobernante Partido Colorado Vilmar “Neneco” Acosta, a quien se señaló como instigador del homicidio de Medina y de Antonia Almada, que le acompañaba cuando se produjo ese crimen.