Nueva York, 27 sep.- La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, dijo “respetar” la petición de seis países “soberanos” a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) para que investigue supuestos crímenes de lesa humanidad en Venezuela.

Preguntada por los medios en una comparecencia en el marco de la Asamblea General de la ONU, Bachelet afirmó que la de Argentina, Chile, Colombia, Paraguay, Perú y Canadá es una “decisión de países que son soberanos”.

Sus cancilleres presentaron en los márgenes de la Asamblea, que se celebra en la sede de Naciones Unidas, una carta sellada este martes por los líderes de sus respectivos países solicitando la intervención de la Corte con sede en La Haya.

“Es una decisión de ellos, de hacerlo, y del tribunal decidir si acoge o no esta solicitud”, sostuvo la expresidenta chilena, quien recordó su capacidad de alta comisionada: “No soy presidenta de mi país, son decisiones que ellos toman como gobierno y uno siempre tiene que respetar”.

Bachelet reconoció la probabilidad de que los países incluyeran en su carta un informe elaborado por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, que ya se sabe que figura entre el conjunto de documentos remitidos en la carta a la CPI.

En ese reporte se documentan ejecuciones extrajudiciales, torturas y detenciones arbitrarias en el marco de las protestas antigubernamentales de entre abril y julio de 2017.

La carta incluye otro informe de un grupo de expertos designado por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que concluyó que existía un “fundamento razonable” para considerar que once individuos, entre ellos el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y miembros de las Fuerzas Armadas, habían cometido crímenes de lesa humanidad.