Asunción, 8 may (EFE).- El futuro canciller de Paraguay, Luis Alberto Castiglioni, dijo hoy que el traslado a Jerusalén de la embajada paraguaya en Israel fue una “decisión unilateral” del presidente Horacio Cartes, que calificó de “delicada” y que debía de haber sido tratada con el mandatario electo, Mario Abdo Benítez.

“Es una decisión unilateral del presidente de la República. Esto no ha sido consultado con el presidente electo”, dijo Castiglioni en declaraciones recogidas por la emisora Radio 1000.

“Es una decisión bastante delicada y también en consecuencia lo mejor hubiese sido, a mi criterio, lo he dicho también al presidente electo, que lo mejor hubiese sido que el presidente Cartes le invite, converse sobre este tema.Pero no ha ocurrido así”, indicó Castiglioni, que se desempeñará como canciller cuando Abdo Benítez asuma la Presidencia el próximo 15 de agosto.

Explicó además que se trata de una decisión de “consecuencias geopolíticas, al margen de que Paraguay mantenga buenas relaciones con Israel y con el mundo árabe.

“Nosotros tenemos muy buenas relaciones con el Estado de Israel, yo creo que son relaciones inmejorables.Y tenemos excelentes relaciones con el mundo árabe”, dijo Castiglioni, que recordó que Abdo Benítez, que ganó las elecciones de abril pasado, procede de una familia de origen árabe.

Castiglioni explicó que hasta el momento la Cancillería paraguaya no se ha pronunciado de manera oficial sobre el tema y que tampoco ha comunicado sobre esa decisión al equipo de transición de Gobierno de Abdo Benítez.

Pese a que Paraguay todavía no ha hecho oficial su decisión sobre el traslado de la embajada israelí a Jerusalén, el Ministerio de Exteriores de Israel informó este lunes que el país suramericano sí cambiará el lugar de su sede diplomática.

Cartes anunció el mes pasado su intención de trasladar su legación a Jerusalén, como hará EE.UU. el próximo lunes y dos días después Guatemala, en un acto al que asistirá el presidente guatemalteco, Jimmy Morales.

En caso del que el Gobierno paraguayo confirme de forma oficial el traslado de la embajada, se convertirá en el tercer país en hacerlo.

El presidente estadounidense, Donald Trump, rompió el pasado diciembre con el consenso mundial al declarar Jerusalén como capital de Israel, cuya parte oriental fue ocupada por Israel durante la Guerra de los Seis Días de 1967 y anexionada en 1980, en una decisión no reconocida por la comunidad internacional.