La Universidad Nacional de Asunción (UNA) cesó hoy sus actividades administrativas y educativas para reivindicar ante el Gobierno un aumento de la partida presupuestaría destinado a lograr un reajuste salarial del 25% para sus funcionarios, reclamo apoyado por docentes y alumnos.La Universidad Nacional de Asunción (UNA) cesó hoy sus actividades administrativas y educativas para reivindicar ante el Gobierno un aumento de la partida presupuestaría destinado a lograr un reajuste salarial del 25% para sus funcionarios, reclamo apoyado por docentes y alumnos.

El Consejo Superior del más importante centro publico de educación superior resolvió mantener el cese de las actividades hasta el próximo jueves, tras la propuesta de la Federación de Sindicatos de Funcionarios de Universidades Nacionales y de la Federación de Sindicatos de la Universidad Nacional de Asunción. Esos sindicatos expresaron su repudio por el incumplimiento del contrato colectivo y hoy protagonizaron cierres en una céntrica avenida de Asunción. No descartan tampoco convocar una huelga general de no obtener sus reivindicaciones.

Esa movilización se produce después de las de los docentes de la educación pública exigieron a primeros de mes un aumento de los salarios frente al Congreso, que votaba el apartado educativo de los Presupuestos Generales de la Nación (PGN). La Cámara de Diputados sancionó el proyecto del Ejecutivo de un aumento en los salarios del 12 % desde enero, y por los próximos cuatro años. Los docentes planteaban sumar a ese 12 % de enero un 8 % más en julio, para acabar el año con un 20 % en total.