Asunción, 6 feb. – Agentes especiales procedieron a la incautación de más de 40 millones de cajetillas de cigarrillos de contrabando en un predio de la hidroeléctrica Itaipú que tendrían como destino Brasil, parte de un cargamento en el que habría marcas de la tabaquera del expresidente Horacio Cartes.

En el lugar, una zona boscosa en el Lago Itaipú, fronterizo con Brasil, se encontraron quince camiones y doce lanchas cargadas con cajetillas, en lo que serían tres puertos que operaban de forma clandestina para ese fin.

La Unidad Interinstitucional para la Prevención, Combate y Represión del Contrabando (UIC) informó que se trata de una zona fronteriza con la ciudad brasileña de Foz do Iguaçu.

El titular de la UIC, Emilio Fuster, en declaraciones a la cadena ABC TV, dijo que gran parte del cargamento son marcas como Palermo, de la tabaquera Tabesa, propiedad de Cartes (2013-2018), del gubernamental Partido Colorado.

Fuster dijo al mismo medio que se realizaron tres arrestos, correspondientes a conductores de algunos de los camiones o lanchas.

En el operativo también tomaron parte agentes especiales de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad).

No es la primera vez que se incautan cajetillas de contrabando de las empresas tabaqueras de Cartes, las cuales producen por encima de la demanda legal de mercado, según denuncian algunos medios.

Un estudio de 2’18 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) colocó a Paraguay como el segundo país de origen de cigarrillos ilícitos en el mundo.

Expertos reunidos a mediados de ese año en un seminario en Foz de Iguazú señalaron que el 48 % del contrabando que ingresa a Brasil desde Paraguay se da por el comercio ilegal de cigarrillos.

Ello causó pérdidas a Brasil por 146,3 millones de reales (unos 44,3 millones de dólares) al año, según esos expertos.

Los mismos atribuyeron el vasto ingreso ilegal de tabaco en Brasil a las diferencias tributarias entre ambos países.