Asunción, 12 feb . – El secretario ejecutivo de Redes Chaco, Pablo Frère, informó este miércoles a Efe que el cambio climático, las acciones para detenerlo y la productividad serán los temas centrales del V Encuentro del Gran Chaco Americano, que se celebrará en Paraguay y reunirá a representantes de ese país, de Bolivia y Argentina.

La primera edición de este encuentro tuvo su sede en Asunción, hace cerca de una década, y en esta ocasión los organizadores esperan que se celebre, en fecha todavía por determinar, en el departamento de Boquerón, que se corresponde con el Chaco paraguayo.

El tema central será el cambio climático y las distintas maneras en las que la sociedad civil y los estados trabajan para intentar frenarlo.

“Varios de nuestros grupos trabajan en buenas prácticas contra el cambio climático en ganadería y agricultura. Ese tipo de experiencias se van volcando con las autoridades para transformarlas en políticas públicas”, apuntó Frère.

De cara a cerrar fechas y agenda temática, organizadores y autoridades se reunieron este martes y miércoles en Asunción para fijar las prioridades del V Encuentro.

“Nos hemos encontrado para relanzar (el Encuentro) Gran Chaco para los próximos diez años, cuáles son las temáticas que vamos a continuar y, por supuesto, el enfoque que le daremos al Encuentro”, apuntó Frère.

En el encuentro también se abordarán cuestiones relacionadas con la productividad ganadera y agrícola, para tratar de equilibrar el desarrollo de estos sectores con el respeto al medio ambiente.

“El futuro está en el monte, porque en el Chaco la ganadería y la actividad forestal tienen que ser en convivencia, armonía y equilibrio”, recalcó el secretario ejecutivo de Redes Chaco.

El encuentro también dará espacio a los reclamos de las coordinadoras de indígenas que habitan el Chaco, a los colectivos de mujeres y a los campesinos, para avanzar en la protección del Chaco “con la mirada” de todos estos sectores.

Frère reconoció que en estos eventos se cruzan opiniones muy diversas sobre esta zona que se extiende por Paraguay, Bolivia y Argentina, desde los que piden mayor “desarrollo productivo” hasta los que están “más preocupados en la conservación”.

“Conservación y producción no deben ser antítesis”, agregó.

COMPARTIR EXPERIENCIAS

El hecho de que el Chaco se extienda por tres países dificulta que existan políticas públicas comunes que regulen su cuidado.

Sin embargo, estos encuentros sirven, a juicio de Frère, para que los países conozcan las experiencias de sus vecinos y puedan aplicarlas a sus respectivas legislaciones.

Por eso, consideró que estas reuniones sirven como un escenario de “intercambio de experiencia y diálogo” y puso como ejemplo un sistema de silvopastura aplicado en Argentina que después se exportó a un departamento de Bolivia.

Además, en esta edición, los organizadores quieren invitar a académicos de Estados Unidos para que aprendan e intercambien sus investigaciones con los académicos regionales.

El Gran Chaco cubre una extensión aproximada de 1.141.000 kilómetros cuadrados distribuidos entre Argentina, Paraguay, Bolivia y una pequeña parte de Brasil.

Esta región se considera la segunda zona boscosa más extensa de Suramérica y cuenta con la mayor biodiversidad de todo el subcontinente, solo por detrás de la Cuenca Amazónica.

La ecorregión del Gran Chaco reúne más de 3.400 especies de plantas, de las cuales aproximadamente 400 son endémicas, y alrededor de 150 especies de mamíferos, de las cuales 12 son únicas en el mundo.