Asunción, 19 nov. – El senador Blas Llano, titular del Congreso, aseguró que el expresidente Horacio Cartes (2013-2018) dispone de fueros por su condición de senador vitalicio, y por tanto debería ser despojado de los mismos para ser procesado en Brasil, donde este martes un juez emitió una orden de detención.

El juez federal Marcelo Bretas dispuso esa medida contra Cartes, del gobernante Partido Colorado, por un caso relacionado con la Operación Lava Jato.

La Fiscalía sospecha que el exmandatario ayudó a Darío Messer, considerado como el “mayor cambista de Brasil” y detenido en Sao Paulo en julio, a escapar de Paraguay, donde residió y adquirió la nacionalidad, que luego le fue retirada.

Llano, del opositor Partido Liberal, dijo a los periodistas que, en caso de que esa orden de detención llegue a Paraguay, vía Interpol, la Fiscalía deberá pedir antes al Congreso que se trate el desafuero de Cartes.

La Constitución paraguaya establece que un expresidente se convierte al finalizar su mandato en senador vitalicio y no puede ocupar otro cargo.

No obstante, en las elecciones de abril del pasado año Cartes obtuvo un escaño como senador activo, con voto, cargo que no llegó a jurar ante la falta de quórum y dentro del enfrentamiento entre las dos facciones dominantes del Partido Colorado.

Al respecto, Llano señaló que “Cartes sigue siendo un hombre importante en la política paraguaya por el peso político que tiene su movimiento en la Cámara de Diputados como en la de Senado”.

Cartes reconoció en el pasado una amistad con Messer, quien lideró una sofisticada red de lavado de dinero trasnacional que movió millones de dólares en las últimas décadas y fue una figura esencial para la práctica de delitos como corrupción, evasión de impuestos y de divisas.

Messer, que residía en Paraguay desde 1993, también es investigado en ese país, donde las autoridades sospechan que él, su hijo y un primo de Cartes, habrían realizado operaciones irregulares en ese país por un monto de 40 millones de dólares.

La Justicia concedió la nacionalidad paraguaya a Messer en 2017, pero se la retiró un año después al constatar que estaba “siendo investigado por integrar una organización criminal” centrada en el blanqueo de capitales, “derivados de la corrupción a través de la “compra y venta de dólar estadounidense”.

El pasado abril, la Comisión Bicameral de Investigación (CBI), formada para investigar las operaciones en Paraguay de Messer, recomendó a la Fiscalía que investigase a Cartes y a otras 16 personas, entre ellas miembros de su Gabinete como el exministro de Hacienda Santiago Peña.

El informe de la Comisión también recomendó al Ministerio Público que analice la participación de entidades como el Banco Nacional de Fomento, el Banco Basa, el Banco Itaú y varias casas de cambio como instituciones que de “una u otra forma operaron” para la red de lavado de dinero de Messer.

Cartes no declaró ante la CBI pese a ser convocado dos veces, en las que solicitó hacerlo por escrito.