El presidente de Paraguay cancela su visita al Vaticano por los incendios en el Chaco

0
19
El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, participa en la celebración del 132 aniversario del Partido Colorado este miércoles, en la sede de la ANR (Partido Colorado), en Asunción (Paraguay).

La Presidencia de Paraguay anunció este lunes que el mandatario Mario Abdo Benítez canceló su visita al Vaticano, prevista para esta semana, a causa de los incendios que continúan arrasando el Chaco paraguayo, en la región occidental del país.

“Ante la situación generada por los incendios en el Chaco, el presidente @MaritoAbdo ha pospuesto la visita a su Santidad el Papa en el Vaticano para una próxima ocasión”, publicó la Presidencia en su cuenta de Twitter.

Abdo Benítez tenía programado un viaje oficial desde este martes y hasta el viernes 20, en el que esperaba encontrarse con el papa Francisco y mantener reuniones con empresarios italianos interesados en construir una planta de cemento en el país.

No obstante, el avance de los incendios en el Chaco, que comenzaron a mediados de agosto y que todavía no se han logrado controlar, obligó al presidente paraguayo a suspender su visita.

Desde que se inició el fuego, en Paraguay han ardido cerca de 100.000 hectáreas de vegetación de las cuales 70.000 corresponden a la zona de Chovoreca, en el departamento de Alto Paraguay, que ha sido declarado en emergencia ambiental por el Congreso.

Además, las fuertes rachas de viento y el aumento de la temperatura dificultan el control del fuego, aunque para este lunes se espera la entrada de un frente frío y algunas precipitaciones en esa zona del país, que podrían ayudar a controlar los incendios.

Respecto al viaje al Vaticano, esta sería la segunda vez en menos de un año que el presidente paraguayo mantendría una audiencia con el sumo pontífice.

Abdo Benítez se encontró con Francisco el pasado noviembre, ocasión en la que pudieron hablar de la pobreza, la corrupción y el narcotráfico.

La estancia del presidente en Italia fue cuestionada y criticada en su país por la amplia comitiva que le acompañó, cuyos nombres no aparecían en el decreto firmado por el presidente.

A su vuelta de Italia, Abdo Benítez se defendió de las acusaciones y explicó que todas las personas que no aparecían nombradas en el decreto asumieron ellos mismos los costes del viaje.