El presidente de Paraguay rendirá el lunes su primer informe de gestión

0
77

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, comparecerá este lunes ante el Congreso para rendir el primer informe de gestión de su mandato, en el que hará énfasis en algunos ejes de su Gobierno como la lucha contra el narcotráfico o la reforma fiscal.
En el acto, que se dará a falta de mes y medio de que se cumpla su año de Gobierno, el mandatario, del conservador Partido Colorado, informará “sobre las gestiones realizadas, la situación general del país y sobre los planes para el futuro”, anunció el Senado en un comunicado.
Abdo Benítez, que ganó las elecciones de agosto del pasado año con un discurso anticorrupción y con la meta de ganar institucionalidad, se presenta ante los legisladores con el proyecto de simplificación tributaria como una de sus principales iniciativas en este primer tramo de Gobierno.
La reforma, que está pendiente de ser tratada en la Cámara Baja, tras ser aprobada por los senadores, reestructura el sistema tributario en seis impuestos, entre ellos el de la Renta Empresarial, el de la Renta Personal, el del Valor Agregado y el Selectivo al Consumo.
Se espera que el presidente aborde también el estado de la reforma educativa, la sanitaria y los proyectos de infraestructuras, que según la oposición siguen estancados y sin visos de avanzar.
El Ejecutivo de Abdo Benítez ha destacado entre sus logros durante este tiempo los golpes al narcotráfico y a los grupos criminales dedicados a esa actividad, si bien este mes se ha recrudecido la crisis del sistema penitenciario, colapsado por la superpoblación de presos.
Ello tras un enfrentamiento ocurrido en una cárcel del centro del país entre presos de dos organizaciones criminales, que se saldó con la muerte de 10 internos.
En el plano internacional, Paraguay, bajo el Gobierno de Abdo Benítez, fue el primer país en romper relaciones con el de Venezuela, después de que Nicolás Maduro volviera a asumir el poder para otro mandato en enero de este año.
Al poco de comenzar su mandato, Abdo Benítez decidió devolver a Tel Aviv la embajada de Paraguay en Israel, revirtiendo la decisión de su antecesor, el también colorado Horacio Cartes, de trasladarla a Jerusalén.
La sesión del lunes será también la del estreno de las nuevas presidencias del Senado y de la Cámara de Diputados, la primera a cargo de Blas Llano, del Partido Liberal, y la segunda de Pedro Alliana, que es el presidente del Partido Colorado.
Esas presidencias fueron el resultado de un pacto entre la corriente disidente del liberalismo, que encabeza Llano, el movimiento colorado afín al expresidente Cartes y Colorado Añeteté, el sector del coloradismo que preside Abdo Benítez.
Con el pacto, Abdo Benítez espera garantizar la gobernabilidad, aunque los partidos de la oposición critican que el presidente no ha divulgado las condiciones de ese acuerdo.
Abdo Benítez asumió la Presidencia en agosto del pasado año tras vencer en las elecciones de abril al principal rival y presidente del Partido Liberal, Efraín Alegre.