El vicepresidente paraguayo declara por el polémico acuerdo con Brasil

0
24
El senador del Frente Guasu, Carlos Filizzola (i), y la presidenta del Partido Revolucionario Febrerista, Josefina Duarte, convocan a la ciudadanía a una manifestación para exigir el juicio político contra el mandatario paraguayo, Mario Abdo Benítez, por su gestión en el acta de compra de potencia energética de la presa de Itaipú con Brasil, este lunes en Asunción (Paraguay).

El vicepresidente paraguayo, Hugo Velázquez, comenzó a declarar este lunes ante los tres fiscales que investigan un polémico acuerdo energético con Brasil que ha desgastado al Gobierno, un día después de que también tomaran declaración al presidente, Mario Abdo Benítez.

La declaración de Velázquez, a cargo de los fiscales Marcelo Pecci, Sara Riquelme y Lilian Alcaraz, tiene lugar en el edificio de la Vicepresidencia, en el centro de Asunción.

Abdo Benítez, del Partido Colorado, declaró este domingo durante siete horas ante los mismos fiscales, que investigan el acta firmada en mayo entre los Gobiernos de Paraguay y Brasil, que puso contra las cuerdas al Ejecutivo paraguayo.

La declaración de Velázquez se produce el día en el los partidos de la oposición tienen previsto anunciar una serie de movilizaciones para apoyar el juicio político contra Abdo Benítez y Velázquez, quienes el jueves cumplirán un año al frente del Gobierno.

La crisis política de su Gobierno se gestó a finales de julio con la renuncia del presidente de la estatal eléctrica ANDE Pedro Ferreira, quien denunció que el pacto con Brasil no era beneficioso para Paraguay.

Ello fue recogido por la oposición, encabezada por el Partido Liberal, segunda fuerza electoral, que denunció el acta como claudicante y la pasada semana tramitó ante la Cámara de Diputados un líbelo acusatorio para un eventual juicio político.

Para atajar la crisis, Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado, relevó a varios altos cargos, incluido el canciller Luis Alberto Castiglioni.

El acta, que establecía un cronograma de compra de energía a la represa de Itaipú, compartida por Paraguay y Brasil, fue luego dejada sin efecto por los dos Gobiernos.

Sin embargo, el Gobierno de Abdo Benítez sigue tocado por esa crisis cuando solo restan tres días para su primer año de Gobierno.

Algunos medios hablan de un posible cambio de varios ministros antes de esa fecha para salir de la crisis.

Además, en la Cámara de Diputados sigue el pedido de juicio político a Abdo Benítez y a Velázquez, que no fue tratado la semana pasada ante el bloqueo de los colorados, que son mayoría.