Asunción, 11 feb . – En un intento de recomponer la división entre las dos corrientes del oficialista Partido Colorado (conservador) con miras a las municipales de noviembre, expresidentes paraguayos se reunieron este martes con el mandatario Mario Abdo Benítez.

El expresidente Juan Carlos Wasmosy (1993-1998) se reunió con el actual mandatario y luego, también junto al ex jefe de Estado Luis Ángel González Macchi (1999-2003), se entrevistó con Horacio Cartes, gobernante entre 2013 y 2018 y líder del sector del coloradismo enfrentado al que encabeza Abdo Benítez.

Ambas corrientes comenzaron hace semanas a tender puentes ante la proximidad de las municipales y ante el peligro de que la presentación de candidaturas separadas perjudique una victoria del coloradismo y beneficie a la oposición.

En declaraciones a los medios en el Palacio del Gobierno, Wasmosy dijo que solicitaron la reunión con Abdo Benítez en aras de la “paz partidaria” y para superar las “peleas de los personalismos”.

“Nosotros coincidimos realmente en que la cultura política debe cambiar, que las contiendas electorales terminen cuando finalicen las elecciones”, señaló.

El expresidente añadió que la recomposición del escenario interno pasa por tomar decisiones desde las bases y “no hacer acuerdos desde las cúpulas”, así como de “conversar y pensar en la patria a través del Partido Colorado”.

Al respecto, González Macchi aclaró que acudieron al Palacio de Gobierno para encontrar un “candidato de consenso”, en referencia a las elecciones partidarias de julio, en la que los colorados elegirán al nuevo presidente del partido.

Tras esa reunión, esa delegación se entrevistó en la sede del partido con Cartes y con Pedro Alliana, presidente de la formación, ambos pertenecientes a Honor Colorado, el sector del coloradismo enemistado con Colorado Añetete, de Abdo Benítez.

Luego de finalizada la cita, Alliana indicó a los medios que en la reunión se avanzó en los planes para “llegar consensos en varias capitales departamentales” de gran importancia electoral, como Asunción, Ciudad del Este o Encarnación.

Añadió que “en cualquier momento se estaría dando el abrazo republicano”, entre los dos líderes del partido, en referencia a Abdo Benítez y a Cartes.

La elección de Alliana como presidente del partido en las anteriores internas, durante el Gobierno de Cartes, fue uno de los motivos de fricción entre las dos corrientes.

Alliana, candidato de Cartes en esas internas, venció a Abdo Benítez, entonces senador.

Luego, para las generales de 2018, Cartes apoyó la candidatura del exministro de Hacienda Santiago Peña, que finalmente perdió en las internas ante Abdo Benítez.

Una vez constituido el nuevo Gobierno, las diferencias se agudizaron, con acusaciones del sector de Cartes de discriminación política por parte del sector de Abdo Benítez.