Fiscalía paraguaya critica liberación de diputado imputado por narcotráfico

0
13

La Fiscalía de Paraguay denunció este lunes varias “irregularidades” cometidas por la Justicia en la liberación provisional de Ulises Quintana, el diputado del gobernante Partido Colorado que estaba en prisión preventiva desde septiembre por presunto tráfico de drogas y otros supuestos delitos.
El Ministerio Público aseguró en un comunicado que la jueza Magdalena Narváez otorgó la libertad al parlamentario “sin argumentos objetivos, bajo irregularidades y permitiendo la obstrucción a la investigación fiscal”.
“Hay causas y motivos suficientes por el cuál el señor Ulises Quintana puede entorpecer o obstruir la investigación”, alegó la Fiscalía.
El Ministerio público argumentó que no se han producido “elementos nuevos, suficientemente acreditados” para concederle la libertad, después de que el Tribunal de Apelaciones no aceptara la petición presentada en febrero por su defensa para revocar la prisión preventiva.
Entre las irregularidades identificadas, la Fiscalía denunció que la Justicia haya aceptado como garantía 18 inmuebles de Quintana que “no tiene la capacidad de disponer”, ya que han sido embargados todos sus bienes y cuentas bancarias por el juzgado.
Asimismo, señaló que se la otorgó al diputado un plazo de 15 días para presentar las condiciones de los inmuebles, a pesar de que es un requisito que ya debía haberse solicitado a la defensa del acusado como parte el proceso judicial.
Finalmente, alegó que la escritura de los bienes ofrecidos es “objeto de una investigación”, por lo que el inmueble “no puede ser presentado como fianza real”.
“Por todas estas situaciones, para la Unidad Fiscal resulta más que llamativa la determinación realizada por el Juzgado”, concluye el comunicado.
Quintana quedó este lunes en libertad, después de que la jueza determinara que no existe riesgo de fuga por parte del político de Colorado Añeteté, la facción del partido que dirige el presidente de Parguay, Mario Abdo Benítez.
Sin embargo, la magistrada impuso medidas alternativas al diputado como la prohibición de salir del país.
Quintana, que estaba encarcelado en la prisión militar de Viñas Cué, fue arrestado en septiembre pasado tras un operativo antidrogas en Ciudad del Este, la segunda localidad de Paraguay, en el que fueron detenidas 31 personas, entre ellas un agente fiscal y ocho policías.
La imputación del diputado se dio tras el arresto en un megaoperativo de Reinaldo Cabañas, el presunto líder de una estructura criminal dedicada al narcotráfico.
Quintana reconoció entonces que Cabañas le había prestado algunos vehículos para que los utilizara en su campaña electoral para los comicios de abril del pasado año.
El legislador admitió después que habló por teléfono con Cabañas a finales de agosto de ese año cuando este le pidió que intercediera por su secretario, que había sido retenido ese día en un control policial en el departamento de Caaguazú con 190.000 dólares escondidos en su vehículo.
De acuerdo con la investigación, esa suma estaría destinada al pago de una carga de cocaína en Asunción.
La información de la Fiscalía apuntaba a que la red desarticulada enviaba a Brasil cargas de cocaína que llegaban a Paraguay desde Bolivia, Colombia o Perú.
Antes de ingresar en prisión, la Cámara Baja aprobó el desafuero de Quintana, pedido por la Fiscalía para poder investigarlo.
El diputado dijo entonces que era víctima de una persecución política.