Gobierno cree que se quería enviar “mensaje” con atraco a banco en Paraguay

0
13
El ministro del Interior de Paraguay, Juan Ernesto Villamayor, comparece en rueda de prensa este lunes para informar sobre el asalto a un banco el pasado domingo, en el Palacio de Gobierno, en Asunción (Paraguay). Segúin Villamayor existe "algún mensaje" tras el asalto a una sucursal bancaria la madrugada del domingo en la localidad de Liberación, en el departamento de San Pedro, llevado a cabo por 20 individuos y en el que una persona murió.

El ministro del Interior de Paraguay, Juan Ernesto Villamayor, dijo este lunes a los medios que existe “algún mensaje” tras el asalto a una sucursal bancaria la madrugada del domingo en la localidad de Liberación, en el departamento de San Pedro, llevado a cabo por 20 personas y en el que murió una persona.
El asalto se produjo con armas de grueso calibre y explosivos utilizados por los atracadores, que llegaron al lugar en varios vehículos para darse luego a la fuga con unos 160.000 dólares.
Desde algunos medios y las redes sociales se ha criticado la nula respuesta de la Policía ante el atraco, que según sugirió Villamayor pudo ser realizado como una especie de “bautismo” para los miembros del grupo de asaltantes, que sigue sin ser identificado.
“Tenemos que mirar algo más que el asalto, algún mensaje que se está enviando a alguien. Yo creo que el mensaje no es para la Policía ni para el Ministerio del Interior. Puede ser bautismo, puede ser compromiso de acercamiento a la estructura, compromiso de integración…”, apuntó Villamayor, tras la reunión del equipo de Seguridad en el Palacio de Gobierno.
El titular de Interior confirmó que se trató de un ataque del crimen organizado, aunque no apuntó hacia ningún grupo concreto de los que operan en el este del país, si bien reconoció que existen “indicios”.
No obstante, recordó que en esa zona del país existe un “escenario tremendamente contaminado”, por la presencia de distintos grupos criminales, como los brasileños Primer Comando Capital (PCC) o Comando Vermelho, o la guerrilla paraguaya autodenominada Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).
Villamayor también se pronunció sobre la reunión mantenida con el equipo de seguridad y el presidente Mario Abdo Benítez, que pidió “redoblar esfuerzos y mejorar la coordinación en la zona”.
Eso implicará la colaboración con el grupo mixto de policías y militares de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), presente en el país para combatir a la guerrilla EPP.
La FTC se encontraba la madrugada del domingo 80 kilómetros de distancia de donde ocurrió el asalto a la sucursal bancaria y, según el relato de Villamayor, prestaron apoyo posterior, pero no pudieron prevenir el acto.
Además de la FTC, se enviará a la zona un nuevo contingente de efectivos policiales.
El ministro insistió en que el servicio de Inteligencia funciona de manera adecuada y que en los últimos meses impidió cuatro atracos a oficinas del Banco Nacional de Fomento (BNF).
Aunque las autoridades siguen investigando el atraco, las nuevas informaciones rebajaron el número de asaltantes de 50 a unos 20, y confirmaron el uso de explosivos en gel.
En este sentido, el ministro apostó por suspender el manejo de explosivos en “manos privadas” y dejar su control en manos de una unidad militar.
El monto robado, según los primeros informes, sería de unos 1.000 millones de guaraníes, menos de 162.000 dólares, por lo que sorprendió el despliegue del atraco, con armas de guerra, explosivos, abrojos y quema de vehículos durante la huida.