Asunción, 19 nov. – Este martes, los abogados del expresidente paraguayo Horacio Cartes (2013-2018) anunciaron que presentarán un hábeas corpus en los tribunales de Brasil para revertir la orden de prisión dictada en su contra por un caso relacionado con la Operación Lava Jato contra la corrupción.

“El día jueves se estará presentando un hábeas corpus para que el Supremo Tribunal (de Brasil) revierta esta situación”, dijo el abogado Pedro Ovelar en rueda de prensa.

Ovelar añadió que “no existe mérito alguno que satisfaga” la decisión del juez federal Marcelo Bretas, que dictó la prisión preventiva de Cartes por integrar el “núcleo político” de una banda dedicada al lavado de dinero, entre otras actividades delictivas, y que opera en ambos países.

La resolución se basa también en la sospecha de que Cartes ayudó a escapar de Paraguay a Darío Messer, considerado el mayor cambista de Brasil y detenido en Sao Paulo en julio pasado.

Al respecto, Ovelar aseguró que el “nexo causal” de la Fiscalía brasileña “se basa en conjeturas, en posiciones sin fundamentos” acerca de la supuesta trama delictiva de Messer con Cartes y que probarán “esas circunstancias”.

“Pareciera más que condenan la amistad que un hecho jurídicamente relevante”, subrayó, al tiempo que explicó que Cartes se encuentra “tranquilo, en Asunción, a disposición de la Justicia”.

Aseguró que “sobre esa base, porque son amigos, lo vinculan (a Cartes) dentro de una organización criminal que se dedica a lavar dinero, a evadir divisas”.

También señaló que se “ha entrado en contacto con colegas penalistas de Curitiba (capital del estado de Paraná) y estos se trasladaron inmediatamente hasta Río de Janeiro, donde han obtenido copias de la resolución”.

Los fiscales de la Lava Jato aseguran que Cartes “permaneció alineado” a esa organización delictiva brasileña-paraguaya mientras era presidente.

Asimismo, afirman que las pesquisas apuntan a que Cartes habría enviado 500.000 dólares para Messer y que las familias de ambos hacían negocios desde los años 80.

Las autoridades dijeron que han incluido el nombre de Cartes en la lista de la Interpol, aunque la delegación paraguaya de esa institución afirmó que no ha recibido todavía la orden de arresto.

El mandato contra Cartes se enmarca en una operación iniciada este martes por la Policía Federal de Brasil y el Ministerio Público Federal para ejecutar veinte órdenes de prisión relacionadas con esta trama corrupta liderada presuntamente por Messer.

La investigación identificó cerca de 20 millones de dólares ocultos, de los que 17 millones fueron destinados a un banco en Bahamas y el resto, repartido en Paraguay entre cambistas, empresarios, políticos y una abogada.

Según las autoridades, Messer lideró una sofisticada red de lavado de dinero trasnacional que movió más de 1.600 millones de dólares en cuentas de 52 países y más de 3.000 empresas, y fue una figura esencial para la práctica de delitos como corrupción, evasión de impuestos y de divisas.

La operación de este martes fue bautizada como “Patrón”, que es como, al parecer, Messer llamaba a Cartes.