Río de Janeiro, 14 feb . – Este viernes, la Hidroeléctrica Binacional de Itaipú, administrada por Brasil y Paraguay, alcanzó un nuevo récord al superar los 2.700 millones de megavatios-hora (MWh) de producción total acumulada desde el inicio de sus operaciones en 1984, con lo que podría abastecer al planeta durante 43 días.

Con la nueva marca, que permitiría satisfacer la demanda energética brasileña durante cinco años y nueve meses y la paraguaya por 190 años, la gigantesca hidroeléctrica se mantiene como líder mundial en la producción de energía limpia y renovable, según informó la propia empresa.

De acuerdo con la compañía, la elevada demanda de energía eléctrica por parte de los sistemas interconectados de Brasil y Paraguay ha sido el factor que más ha contribuido para alcanzar el nuevo récord.

“Es una marca histórica para la empresa binacional, líder mundial en la generación de energía limpia y renovable, que refuerza la importancia estratégica de la central hidroeléctrica para el desarrollo sostenible y la seguridad energética en Brasil y Paraguay”, señaló la compañía en un comunicado.

Itaipú Binacional es responsable de atender a casi el 15 % del mercado eléctrico brasileño y al 93 % del paraguayo, y la energía generada durante los 35 años que lleva en funcionamiento alcanzaría para abastecer a todo el planeta durante 43 días, según la compañía.

La expectativa es que cuando cumpla 50 años -en 2023- la planta alcance los 3.000 millones de MWh de energía acumulada, un índice difícil de lograr por alguna otra en el mundo.

De acuerdo a Itaipú, ni siquiera sería posible para la planta de Tres Gargantas, ubicada en China y considerada la hidroeléctrica más grande del mundo en términos de potencia instalada.

Según el promedio de producción de los últimos seis años de esa hidroeléctrica china, solo alcanzaría a la de Itaipú en el año 2347.

De acuerdo con la compañía, cuanto más produzca Itaipú el más beneficiado será el consumidor que pagará menos por el uso de energía limpia y renovable, y también el Gobierno, que tendrá que recurrir menos al uso de termoeléctricas con las que se encarece el servicio.

Para garantizar la sostenibilidad de la planta para las próximas generaciones, Itaipú ha iniciado un proceso de actualización tecnológica de sus unidades generadoras.

La expectativa es actualizar los sistemas de dos unidades generadoras por año.

Como hay 20 unidades, esta fase debe completarse en diez años.

Esta hidroeléctrica, que tiene 7.744 metros de extensión y una altura máxima de 196 metros (equivalente a un edificio de 65 pisos), se constituyó en 1974 con una participación igualitaria de capital por parte de la estatal brasileña Eletrobras y su equivalente paraguaya, la Administración Nacional de Electricidad (Ande).

Su primera unidad generadora entró en operación en 1984.

Para 1991, siete años después, ya funcionaban 18 unidades y con ellas la hidroeléctrica contaba con una capacidad de 12.600 Megawatts (MW).