Asunción, 29 may.- Hoy se supo que los 5 senadores del Frente Guasu (izquierda), no asistirán a la sesión del miércoles donde se tratará la renuncia del mandatario Horacio Cartes, luego de que anunciara el lunes su renuncia para ocupar un escaño en el Senado. Esto fue informado por el presidente del Congreso de Paraguay, Fernando Lugo, de dicho partido.

No solo el Frente Guasu, si no también otras fuerzas de la oposición, no aprueban que Cartes juramente como senador el 1 de julio, por considerarlo inconstitucional en cuanto que la Constitución de ese país establece que un expresidente se vuelve senador vitalicio, sin voz ni derecho a voto.

La formación de Lugo, también senador, como el Partido Liberal, el mayor de la oposición, buscan que esa sesión del Congreso se levante debido a la falta de quórum y se demore la salida de Cartes del Ejecutivo.

Para que la renuncia de Cartes sea aceptada se requiere una mayoría simple de ambas Cámaras (41 diputados y 23 senadores).

Coincidiendo con el anuncio de Lugo, el Frente Guasu señaló en un comunicado que Cartes está impedido constitucionalmente de jurar como senador activo y que pretende dar el primer paso hacía ese juramento el miércoles en el Congreso al buscar que se acepte su renuncia.

En ese sentido, Efraín Alegre, presidente del Partido Liberal, instó el lunes a sus legisladores a ausentarse de la sesión extraordinaria del Congreso.

Alegre, candidato presidencial en las elecciones de abril, hizo extensiva esa invitación a la bancada del Partido Colorado denominada Colorado Añetete, que lidera el presidente electo, Mario Abdo Benítez.

De ser aprobada la renuncia de Cartes, la Presidencia recaerá en la vicepresidenta, Alicia Pucheta, que se convertiría en la primera mujer paraguaya en ocupar la jefatura del Ejecutivo.

Pucheta desempeñaría hasta el 15 de agosto, fecha en la que asumirá el Gobierno del presidente electo, Abdo Benítez, también del Partido Colorado.