La Fiscalía de Paraguay pide enjuiciar a un narcotraficante y a un diputado oficialista

0
29
En la imagen, el diputado Ulises Quintana (c), del gobernante Partido Colorado.

La Fiscalía paraguaya solicitó este viernes a un juzgado penal el enjuiciamiento oral y público del diputado Ulises Quintana, del gobernante Partido Colorado, y del presunto líder del narcotráfico Reinaldo Cabañas, alias “Cucho”, por lavado de dinero y tráfico de drogas a Brasil.

El fiscal de Lucha contra el Narcotráfico, Ysaac Ferreira, acusó a Cabañas por asociación criminal, tráfico y comercialización de sustancias no permitidas, mientras a Quintana por el primero de esos delitos y lavado de dinero, informó el Ministerio Público en un comunicado.

Cabañas está detenido desde el 7 de septiembre de 2018 tras ser apresado en Ciudad del Este, en la zona de la Triple Frontera con Argentina y Brasil, donde presuntamente opera su clan familiar, y Quintana retomó su escaño el 10 de julio pasado, luego de diez meses de reclusión preventiva.

Ambos fueron arrestados durante la Operación antidrogas Berilo, ejecutada por la Policía y la Fiscalía, junto con una treintena de personas, entre ellas un agente fiscal y varios familiares del presunto traficantes.

La Fiscalía solicitó, al mismo tiempo, el enjuiciamiento de 22 de ellas “por diversos hechos” vinculados a la Operación Berilo y el sobreseimiento de cuatro, según el informe.

En esa operación, que abarcó los departamentos de Alto Paraná (este), Caaguazú y Central (centro), se practicaron numerosos allanamientos que dieron como resultado la incautación de dinero, 21 kilos de cocaína, 23 vehículos de alta gama y una veintena de inmuebles, de los que 13 pertenecían a Cabañas y ahora están en manos del Estado.

Una de esas viviendas, la Hacienda Nápoles, de varias hectáreas y ubicada en el este del país, a orillas de un lago, fue alquilada por el Estado a un empresario que la convirtió durante unos meses en atracción turística hasta que abandonó el negocio tras recibir amenazas, según denunció.

Por su parte, el diputado oficialista fue involucrado en el proceso tras admitir que habló por teléfono con Cabañas cuando este le pidió que intercediera por un allegado suyo que fue detenido en un control de carretera con 190.000 dólares ocultos en el vehículo en que viajaba.

Quintana, de la facción gobernante afín al jefe de Estado, Mario Abdo Benítez, reconoció además que Cabañas le prestó varios vehículos para utilizar en su campaña electoral con vistas a los comicios generales de abril de 2018.