Asunción, 10 feb . – Este lunes, la formación de izquierda de Paraguay Frente Guasu, denunció una “clara violación de la independencia de poderes” en El Salvador, después de que este domingo su presidente, Nayib Bukele, entrara con militares y policías en el salón de sesiones de la Asamblea Legislativa donde estaba convocada una sesión extraordinaria.

La concertación expresó su “preocupación y repudio” ante la actuación de Bukele, quien ordenó a los diputados la celebración de una sesión extraordinaria para aprobar los fondos por 109 millones de dólares otorgados por el Banco Centroamericano de la Integración Económica (BCIE) para financiar un plan de seguridad contra las pandillas.

Para el Frente Guasu, del expresidente Fernando Lugo (2008-2012), la entrada de militares en el Congreso supone “un quiebre del orden constitucional” en El Salvador y recuerda a “las tenebrosas épocas de dictaduras militares” en Latinoamérica.

La formación opositora también expresó su solidaridad con los parlamentarios del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), “que se encuentran bajo constantes amenazas”.

Del mismo modo, instaron a la comunidad internacional a observar con atención el desarrollo de los acontecimientos en El Salvador y las “intenciones autoritarias” del presidente del país centroamericano.

Bukele convocó el viernes a la ciudadanía para que se presentaran la tarde del domingo a la sede del Congreso para presionar a los diputados para que avalaran dicho préstamo.

Sin embargo, no hubo sesión plenaria porque solo llegaron 20 diputados de los 84 en el Parlamento.

El mandatario también llamó a una insurrección, pero luego cambió su discurso y pidió paciencia a la ciudadanía e indicó que esperará durante esta semana a que los diputados “apoyen el trabajo del Gobierno en materia de seguridad”.

Los mensajes de la comunidad internacional piden calma, diálogo, consenso y respeto a las instituciones, mientras que algunas organizaciones, como Amnistía Internacional, condenaron el despliegue militar.