Legisladores invitan a plantear el bienestar como un objetivo de la política

0
10
La presidenta de la Unión Interparlamentaria (IPU), la mexicana Gabriela Cuevas.

Legisladores de 40 países se congregan desde este lunes en Asunción con la intención de estudiar y definir políticas públicas que pongan en el bienestar de la ciudadanía en el centro de sus acciones y de sus presupuestos, con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 como meta.

El bienestar social es el tema central de esta 6 Conferencia Mundial de Jóvenes Parlamentarios de la Unión Interparlamentaria (UIP), en la que también se tratará el papel de la juventud, como actores políticos y como destinatarios de las políticas.

La presidenta de la UIP, la senadora mexicana Gabriela Cuevas, insistió en su discurso de apertura en que el bienestar debe ser “un objetivo de la política” e invitó al resto de sus colegas a replantear “nuevas metodologías de desarrollo”.

“Hablamos del producto interior bruto (PIB) como fórmula de medir el éxito de nuestros países, ¿pero es el PIB lo que mide lo realmente importante para nuestros pueblos?”, planteó Cuevas a los legisladores.

La senadora mexicana preguntó al auditorio cómo medir el bienestar y, en su respuesta, apostó por “poner a las personas en el centro de todas las decisiones”.

A su juicio, el bienestar todavía no aparece instalado en la agenda pública y parece más bien un deseo para la esfera privada, lo que retrasa el cumplimiento de los ODS.

“Estamos muy lejos de alcanzar los objetivos que nos hemos fijado y debemos acelerar urgentemente nuestros esfuerzos”, advirtió.

En esta línea, también recordó que la felicidad y el bienestar pueden actuar como “aceleradores” para la aplicación y el cumplimiento de los ODS.

Entre los temas urgentes que deben abordar los políticos de todo el mundo, Cuevas citó el cuidado del medioambiente, la incorporación de la mujer a los parlamentos y la inclusión de los jóvenes en la política.

“La Agenda de Desarrollo tiene una fecha. El 2030 está a la vuelta de la esquina. Tenemos únicamente diez años para transformar el planeta. No hay otro planeta, no hay un planeta B, no hay un plan B”, recalcó.

Cuevas aprovechó su discurso para denunciar la actuación de los países que se “niegan a reconocer la influencia del hombre en el avance del cambio climático” y les recordó que “la realidad se impone” y exige “una mayor responsabilidad ambiental en cada una de las decisiones que tomemos”.

Junto a Cuevas, también tomó la palabra el presidente de la mesa directiva del Foro de Jóvenes Parlamentarios de la UIP, el surinamés Melvin Bouva.

Bouva aludió al papel de la juventud como protagonista del “nuevo capítulo” al que se enfrenta la política mundial.

El político surinamés lamentó que solo el 2,2 % de los políticos de todo el mundo sean menores de 30 años, un porcentaje bajo que, en su opinión debe aumentar, ya que “el involucramiento de la juventud es clave”.

“A menudo, las políticas que tienen más impacto son aquellas que involucran a los jóvenes durante todo el proceso, desde el diseño a la implementación”, señaló.

En representación de Paraguay, habló el presidente del Congreso, el senador del Partido Liberal Blas Llano, quien también apostó por nuevas formas de medir el desarrollo de las sociedades, más allá del PIB.

Asimismo, defendió la necesidad de recurrir siempre al debate parlamentario y de trabajar en leyes y presupuestos que mejoren el bienestar de la sociedad.