Asunción, 21 sep.- Los administradores de fondos privados de pensiones pidieron a la Federación Iberoamericana de Bolsas (FIAB), que celebró en Paraguay su reunión anual, un mayor acercamiento con las bolsas para facilitar su contribución en el mercado de capitales y colaborar para lograr una menor regulación.

El representante de los fondos de pensiones en la asamblea y director del fondo costarricense BN, Vital Hermes Alvarado, participó en una ponencia sobre el sistema de pensiones y su impacto en los mercados de valores en el marco de la asamblea general anual de la FIAB, celebrada en la ciudad de Luque, en el Gran Asunción.

Alvarado explicó que los fondos de pensiones “son los grandes proveedores de liquidez para las bolsas”, por lo que “debe haber una relación ganar-ganar a largo plazo” entre ambos, de cara a un mayor desarrollo del mercado de capitales.

Las bolsas, dijo, deben “aprovechar el horizonte de inversión” de los fondos de pensiones, que es a medio y largo plazo, y piden a la FIAB que facilite el proceso de acceso de las empresas emisoras de acciones a la bolsa para hacer más profundo el mercado de renta variable para que los fondos puedan aumentar sus inversiones.

Eso supone, explicó, que el proceso “debe ser sencillo, sin demasiados requisitos y a un costo razonable”, y relacionó ese alto coste por las exigencias regulatorias, por lo que también opinó que deben trabajar para lograr un marco normativo que “evite limitaciones y distorsiones que pongan trabas al mercado”.

En ese sentido, el presidente de la FIAB, Francis Stenning, puntualizó que “lo que los fondos están buscando es más productos” y aseguró que la FIAB trabajará en ese sentido, pero que “tenemos que ver qué segmento (del mercado) abordamos, cómo lo abordamos y qué facilidades damos”.

Asimismo, Alvarado solicitó a las bolsas de valores la creación de “instrumentos financieros que sean más atractivos” para las administradoras de fondos de pensiones.

Por su parte, el presidente de la Bolsa de Colombia, José Pablo Córdoba, señaló la importancia de que los países de la región latinoamericana que aún no han abordado una reforma del sistema de pensiones que permita operar a los fondos privados, lo hagan, aunque advirtió que esa reforma debe ir acompañada de otras para que funcione.

Córdoba abogó por un “modelo multipilar”, en el que se combine un sistema de pensiones público de carácter básico que se complemente con sistemas privados de ahorro.

Su homólogo boliviano, José Trigo, mencionó que las principales dificultades para el desarrollo del mercado de capitales, en relación a la participación de los fondos de pensiones, son, por parte de los segundos, su actitud conservadora a la hora de invertir, aceptando pocos riesgos.

A su vez, criticó la “sobrerregulación” del sector financiero, mientras que el exministro de Hacienda y expresidente del Banco Central de Paraguay (BCP), Santiago Peña, afirmó que “no es cuestión de más regulación, sino de mejor regulación”.

Respecto a la regulación el jefe de la FIAB dijo que, aunque no depende de las bolsas, “sí somos una pieza importante en dar retroalimentación a los reguladores”.

Criticó que desde la crisis financiera de 2008, “el mercado ha tendido a una mayor regulación a los ya regulados”, pero actualmente hay nuevos operadores no regulados que “navegan con más facilidades” por lo que se acaba dando una “competencia no equitativa”.