Narcos explotaban a menores indígenas menciona el Gobierno de Paraguay

0
6
Imagen Referencial

El Ministerio del Interior de Paraguay denunció este lunes que los supuestos narcotraficantes que murieron durante un operativo a comienzos de mayo utilizaban a indígenas menores de edad para trabajar en las plantaciones de marihuana.
Las autoridades descubrieron la supuesta explotación de los niños tras visualizar las imágenes de los teléfonos móviles incautados durante el “Operativo Romai”, ocurrido el 1 de mayo en el departamento de Amambay, en el oriente del país.
El Ministerio informó que en las imágenes, tanto vídeo como fotografías, se aprecia a los jóvenes trabajando en condiciones de explotación y bajo amenaza en los campamentos de producción de drogas, en ambientes insalubres y precarios.
Ante el hallazgo, las autoridades iniciaron el “Operativo Rescate”, cerca de la zona intervenida a comienzos de mes, esta vez con la premisa de “no abrir fuego” para rescatar “sanos y salvos” a los menores, precisó en rueda de prensa el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor.
Sin embargo, no lograron rescatar a ningún niño ni adolescente en el marco de este operativo.
En las imágenes encontradas por la Policía también se descubrió que los cinco presuntos narcotraficantes muertos en el operativo antidrogas portaban armas y conocían las propiedades de marihuana, a pesar de que sus familiares aseguraron que no estaban relacionados con el narcotráfico.
Villamayor señaló en la rueda de prensa que respeta “el dolor de las familias” de los fallecidos, pero que las imágenes demuestran con “hechos objetivos” que “esas personas estaban armadas”.
Los familiares mantienen que ellos no tenían ninguna relación con el narcotráfico ni con el grupo criminal brasileño Comando Vermelho y que se encontraban en el lugar porque estaban trabajando como albañiles en esa propiedad.
Además, anunciaron la semana pasada que denunciarán al Estado por hacer un “uso excesivo de la fuerza” y “confundir” el objetivo.
Tanto las imágenes de los menores indígenas trabajando explotados en las plantaciones de marihuana como la de los fallecidos están a disposición de la Fiscalía como pruebas del caso.