ONU acusa a Paraguay de violar derechos humanos al no controlar fumigaciones

0
18

El Comité de Derechos Humanos de la ONU responsabilizó hoy a Paraguay de violaciones a las libertades fundamentales por no controlar adecuadamente el uso de agroquímicos, lo que ha causado la muerte de una persona y la intoxicación de al menos veintidós en la fumigación de plantaciones de soja.
Por ello, la ONU insta a Paraguay, en un dictamen difundido hoy sobre el caso, a “realizar una investigación efectiva y exhaustiva y a sancionar a todos los responsables, reparar íntegramente a las víctimas y publicar el dictamen en un diario de amplia circulación.”
Naciones Unidas considera que, a pesar de todas las denuncias de los hechos, se ha permitido que “las fumigaciones hayan continuado sin ninguna medida de protección ambiental”.
El comité señala que, además de los daños personales, la utilización de estos productos ilegales ha causado la contaminación del agua, del suelo y de cultivos, así como un gran impacto en las condiciones de vida de las comunidades afectadas.
“Las fumigaciones masivas contaminaron los recursos hídricos y acuíferos, impidiendo el uso de arroyos, y causaron la pérdida de cultivos y árboles frutales, así como la muerte de varios animales de cría”, según el dictamen de la ONU.
Las víctimas del uso de los agroquímicos son trabajadores rurales de una misma familia de la región de Canindeyú, zona del oeste del país donde la siembra de soja transgénica está muy extendida.
Según el comité de la ONU, estas víctimas han sufrido síntomas que van desde náuseas, mareos, dolores de cabeza, fiebre y dolor estomacal hasta vómitos, diarrea, tos y lesiones en la piel.
Paraguay es el tercer exportador de soja del mundo, con cerca de 30.000 kilómetros cuadrados dedicados al cultivo de esa planta.
La mayor parte de las plantaciones de soja del país son cultivos modificados genéticamente para que no les afecte el uso de agroquímicos, que destruyen el resto de la vegetación .