La iglesia franciscana de la ciudad de Yaguarón y una vieja central eléctrica en Asunción serán presentadas por Paraguay para su inclusión en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, donde el país suramericano ya está presente con dos de sus misiones jesuíticas, anunciaron hoy. La representante paraguaya ante la Unesco, Leticia Casati, recordó en un acto en la Cancillería, que Paraguay ya tiene dos candidaturas presentadas con anterioridad: el Pantanal paraguayo, uno de los ecosistemas más ricos del país suramericano, y los antiguos Talleres Ferroviarios de Sapucái, a unos 92 kilómetros al sureste de Asunción.

Casati explicó que ahora la intención es sumar a esas candidaturas las de la iglesia de San Buenaventura de Yaguarón, en el céntrico departamento de Paraguarí y construida entre 1755 y 1772. La otra nueva candidatura es el Museo de la Usina de la Ande (la estatal Administración Nacional de Electricidad), erigido sobre la que fue la primera central eléctrica de Paraguay, instalada en 1913. A ese respecto, el ministro de Cultura, Fernando Griffith, presente en el acto, comentó que la antigua fábrica “simboliza la migración de la energía fósil a la energía limpia y renovable” y es un bien que merece ser patrimonio mundial. Sobre el proceso de presentación de candidaturas, Casati dijo que se trata de un trabajo que requiere “de un esfuerzo mancomunado de todas las instituciones, la sociedad civil y de las comunidades”.

Paraguay tiene dentro de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y desde hace 25 años a las misiones jesuíticas de Jesús de Tavarengue y de Santísima Trinidad, en el sureste del país. Durante el acto, al que también asistió el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, Casati explicó que Paraguay trabaja además en la presentación de candidaturas para la inscripción en la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. En ese sentido, señaló que se estudia sobre la posibilidad de presentar la candidatura del tereré, la tradicional bebida yerba mate y agua fría, a ese registro.

“Pensamos que el más representativo en este momento sería el tereré. Por eso estamos lanzando la elaboración de la candidatura del tereré como patrimonio inmaterial de la Unesco, que representa profundamente la identidad del Paraguay”, agregó. También informó de que las autoridades de la ciudad de Areguá, en el departamento Central, trabajan para que la Unesco conceda a la urbe el sello de “ciudad creativa.