Paraguay busca erradicar el trabajo infantil garantizando ingresos familiares

0
14
La ministra de Trabajo de Praguay, Carla Bacigalupo, participe en la presentación de una estrategia nacional para erradicar el trabajo infantil, este lunes, en Asunción (Paraguay). El Gobierno de Paraguay presentó este lunes su estrategia nacional para erradicar el trabajo infantil, una hoja de ruta hasta el año 2024 que incluye medidas destinadas a garantizar los ingresos mínimos de las familias más vulnerables para evitar que sus hijos se incorporen al mercado laboral.

Asunción, 29 abr (EFE).- El Gobierno de Paraguay presentó este lunes su estrategia nacional para erradicar el trabajo infantil, una hoja de ruta hasta el año 2024 que incluye medidas destinadas a garantizar los ingresos mínimos de las familias más vulnerables para evitar que sus hijos se incorporen al mercado laboral.
El plan busca proteger a cerca de 325.000 niños en los próximos cinco años, formar a 61.000 adolescentes y colaborar con cerca de 1.900 familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad, según informó la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, en la presentación oficial.
Además del fortalecimiento de los ingresos mínimos familiares, la estrategia también contempla medidas para fiscalizar el trabajo adolescente o iniciativas para garantizar un acceso a una educación de calidad, entre sus ejes principales.
Bacigalupo señaló que el trabajo infantil es una de las mayores causas de la alta tasa de deserción escolar de Paraguay que afecta a uno de cada siete adolescentes que se ven obligados a dejar sus estudios para incorporarse al mercado de trabajo.
Un 26,4 % de los niños de entre 5 y 17 años se encontraba en 2017 en situación de trabajo infantil en el país suramericano, de acuerdo a los datos de la Coordinadora de Derechos de la Infancia y la Adolescencia (CDIA), lo que supone que en la actualidad unos 100.000 niños trabajan en Paraguay, según indicó Bacigalupo.
Esos menores trabajan principalmente en el campo, el comercio, restaurantes y hoteles, servicios, manufacturas y construcción.
Entre las medidas que contempla la nueva estrategia nacional, la ministra destacó algunas iniciativas como el desarrollo de un registro sobre adolescentes trabajadores, la modificación del contrato de aprendizaje o la habilitación de una oficina para denunciar los abusos laborales.
“Esta estrategia es una hoja de ruta importantísima que ya está siendo ejecutada, activada, que tiene indicadores que nos llevan a resultados concretos”, agregó Bacigalupo en un acto en el que participó el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, al que entregó el plan de forma simbólica para su aplicación.
La ministra señaló la importancia de poner en marcha esta estrategia junto a otras medidas como la implementación del Sistema Nacional de Protección social para ayudar a las familias.
Entre los objetivos del plan nacional, figura avanzar a largo plazo hacia un cambio cultural en el país suramericano para que el trabajo infantil deje de ser una realidad social, especialmente en las comunidades rurales del interior de Paraguay.
En el evento también intervino Jorge Méndez, el coordinador del Frente por la Niñez y la Adolescencia, un grupo conformado por 23 organizaciones civiles, quien exigió al Gobierno la creación de un “fondo de protección de la niñez” como resultado de reforma fiscal que actualmente se está estudiando.
A la salida de la presentación, la ministra de la Niñez y la Adolescencia, Teresa Martínez, explicó que las políticas contra el trabajo infantil “no es algo que se pueda imponer”, porque “no podemos arrear a los niños y sacarlos” de su casa, sino que “es un trabajo de concienciación familiar”.
Añadió que también se debe proteger a los menores, aunque confesó que los espacios de protección de los niños son “insuficientes y no son adecuados” en Paraguay.
Indicó que la estrategia debe enfocarse a “investigar el por qué” de los niños trabajadores y conocer su situación familiar para luego actuar y que esos menores se encuentren en “es espacio natural”, que es “en la casa, en la escuela o jugando”.
A preguntas de los periodistas, Martínez eludió contestar si se tomará alguna medida concreta para erradicar el trabajo infantil de niños limpiabotas en el interior del Congreso y abogó por priorizar la estrategia en función de la edad del niño y del riesgo que supone el trabajo.
“El Congreso es todavía un lugar más protegido que la calle. Tenemos que empezar con los más radicalizados que es el trabajo que pone en peligro la vida del niño que es la vía pública”, agregó.