Paraguay prepara la seguridad para recibir a 45.000 hinchas de la Copa Sudamericana

0
30
El secretario general de la Conmebol, José Astigarraga, participa en una reunión este lunes, en el Ministerio de Exteriores en Asunción (Paraguay). La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y el Gobierno de Paraguay preparan los detalles de seguridad para recibir la llegada de cerca de 45.000 aficionados el próximo 9 de noviembre, cuando Asunción acogerá la final de la Copa Sudamericana de fútbol en el estadio General Pablo Rojas.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y el Gobierno de Paraguay preparan los detalles de seguridad para recibir la llegada de cerca de 45.000 aficionados el próximo 9 de noviembre, cuando Asunción acogerá la final de la Copa Sudamericana de fútbol en el estadio General Pablo Rojas.

“La seguridad siempre es una preocupación, pero hay que ocuparse de ello”, expresó este lunes a los medios el secretario general de la Conmebol, José Astigarraga, tras una reunión del equipo de organización en el Ministerio de Exteriores de Paraguay.

El encuentro se ha producido tres días después de que Paraguay fuera el escenario de un nuevo enfrentamiento entre ultras, que se saldó con la muerte de un aficionado y tres heridos de bala durante la celebración de la segunda final metropolitana de fútbol sala, entre Cerro Porteño y Olimpia.

Astigarraga afirmó que “se viene trabajando muy bien” en materia de seguridad para la final de la Sudamericana y que se cuenta con “la experiencia” de otros encuentros, como el reciente cruce de cuartos de final de la Copa Libertadores que disputaron Cerro Porteño y el River Plate argentino.

En ese sentido, anunció un operativo policial similar al que se desarrolló en ese encuentro, con un cordón de centenares de agentes en las inmediaciones del estadio y en la ruta de llegada al campo de las dos hinchadas.

Además, la Conmebol también ha acordado cuáles van a ser los hoteles en los que se alojarán los aficionados de los clubes para que no se pueden cruzar durante las horas previas y posteriores al partido.

“Se viene trabajando en la coordinación para que esto sea más que un partido de fútbol una gran final”, agregó Astigarraga.

Más allá de la seguridad, el secretario general de la Conmebol también advirtió que va a ser necesario reforzar el número de trabajadores de los puestos fronterizos para garantizar la entrada de tantos aficionados.

“Como el evento es un sábado, seguramente vamos a tener entrada masiva entre el jueves y el viernes y salida el domingo y lunes”, explicó.

Sin embargo, hasta que no concluyan las semifinales del torneo no se podrá ultimar el operativo fronterizo, ya que no se conoce todavía de qué país provendrán los aficionados.

Los finalistas no se sabrán hasta la última semana de septiembre, cuando habrán concluido las semifinales que enfrentan por un lado al Atlético Mineiro de Brasil con el Colón argentino y por otro al Corinthians brasileño con el Independiente del Valle ecuatoriano.

En función de quienes lleguen a la última ronda, se establecerán los criterios de acceso al país que podrían contemplar requisitos como estar vacunado de enfermedades como la fiebre amarilla.

A la reunión de organización ha acudido el ministro de Exteriores de Paraguay, Antonio Rivas, así como representantes de organismos de aduanas, transporte, obras públicas o turismo del Gobierno.

La Conmebol decidió a principios de mayo que Asunción albergase la final de la Copa Sudamericana, que originalmente se iba a disputar en Lima (Perú), pero que fue cancelada por “cuestiones organizativas”.

Será la primera vez que la Copa Sudamericana, así como la Copa Libertadores, celebrarán sus finales a partido único y en una sede establecida.