Paraguay registra 20.000 embarazos adolescentes al año, según UNFPA

0
59

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) alertó este miércoles que en Paraguay se producen “20.000 nacimientos de hijos de niñas y adolescentes entre 10 y 19 años” cada año, de los que “700 corresponden a niñas de entre 10 y 14 años”, lo que supone, “dos partos diarios en esa franja”.
Las cifras fueron ofrecidas por la representante en el país suramericano del UNFPA, Rocío Galeano, con motivo del lanzamiento hoy a nivel global del Informe sobre el estado de la población mundial elaborado por el organismo.
Galeano puntualizó que en la franja entre 10 y 14 años todos los embarazos “son producto de abuso sexual ya que el consentimiento no puede ser libre ni informado”.
Del documento se desprende además que la brecha económica relega los embarazos infantiles (entre 10 y 14 años) al 20 % de las niñas más pobres, entre las que un 5 % ha tenido un hijo, mientras que entre el 20 % de las niñas más ricas del país, ninguna los tiene.
En las poblaciones indígenas la tasa de embarazos infantiles se eleva al 10 %.
La representante de UNFPA explicó a Efe que esa diferencia entre clases económicas se debe a la “falta de acceso” de las personas en situación de pobreza, “en un sentido amplio”, ya que no han “recibido la información (sobre sexualidad y reproducción) de manera oportuna en el momento adecuado”.
Tampoco, continuó, tienen la misma “facilidad de adquirir” anticonceptivos.
Sobre ello, el informe de UNFPA revela que en Paraguay el 10 % de las mujeres entre 15 y 49 años no tiene acceso a métodos anticonceptivos, una tasa que en las mujeres adolescentes asciende al 13,9 % y al 20 % en las indígenas.
Galeano señaló que agravan esa brecha “las condiciones culturales que permiten que esa niña o adolescente pueda tomar la decisión y pueda implementarla”, en referencia a las “desigualdades de género”, que se “manifiestan con mayor fuerza” en los sectores más pobres.
En ese contexto, la oficial de salud sexual y reproductiva de UNFPA en Paraguay, Adriane Salinas, dijo a Efe que “es común ver niñas de 12 años viviendo en pareja con hombres de 30 años o más” que contribuyen económicamente a la familia, que tolera y “naturaliza” ese “abuso sexual”.
Además, “la falta de oportunidades” hace que para esas niñas “su único proyecto de vida sea ser madres”, lo que implica, según Salinas, que muchas de ellas tras ser abusadas y quedar embarazadas “terminan aceptando el embarazo y el hijo”.
Esa resignación a su situación personal refleja en los datos del informe que “el 50 % de embarazos en niñas entre 10 y 19 años son planificados”, datos que “hay que tomar con pinzas”, agregó.
A parte del costo social e individual de los embarazos infantiles, el UNFPA estimó, basado en datos del Banco Mundial, que “Paraguay pierde cada año un 12 % del PIB” debido a ese problema, lo que supuso que en 2018 el país perdiera unos 4.812 millones de dólares de riqueza, según estimó el organismo.
Esa estimación tuvo en cuenta, según detalló Salinas, “los gastos en que incurre el Estado para atender esa problemática”, y “el costo de pérdida de oportunidades”, porque esas niñas “dejan el sistema educativo”, no tienen acceso a un mejor trabajo y ello también tiene un “impacto en sus hijos”.
Para solucionar el problema, UNFPA aboga por la implementación de la educación sexual integral en el currículum escolar porque las “evidencias” de los países en que se ha implementado, muestran que “disminuyen no solamente las conductas de riesgo de los adolescentes y jóvenes, también la cantidad de parejas y la frecuencia” con la que mantienen relaciones sexuales, explicó Galeano.
Por ello, “el efecto de estos programas es absolutamente positivo en términos no solamente embarazo adolescente, sino también de prevención de enfermedades de transmisión sexual”.