Asunción, 20 ene. – El presidente del Servicio Nacional de Salud y Calidad Animal (Senacsa), José Carlos Martín, anunció este lunes que Paraguay espera vacunar este año a 14 millones de cabezas de ganado bovino, 200.000 más que el ejercicio anterior, contra la fiebre aftosa y la brucelosis.

La campaña prevé vacunar contra la fiebre aftosa al 100 % del hato ganadero y a un millón de hembras contra la brucelosis, detallaron durante el lanzamiento del primer periodo de vacunación en la región del Chaco.

El periodo de vacunación se prolongará hasta el próximo 28 de febrero, aunque no se descarta un periodo de dos semanas de prórroga para adecuarse a las demandas internacionales.

“Los mercados son cada vez más exigentes. Hay un cambio brusco en los requerimientos de los nuevos mercados. Estamos mucho más enfocados a lo que es la resistencia antimicrobiana, lo que son los antibióticos, el uso de antibióticos responsables”, comentó Martín a los medios.

Paraguay, uno de los principales productores y exportadores de carne, busca así adaptarse a los estándares sanitarios internacionales y la apertura de nuevos mercados, después de conseguir la entrada de su carne en Arabia Saudí la semana pasada.

Sin embargo, la apertura de Arabia Saudí no compensa las restricciones impuestas a algunos frigoríficos por Rusia, que se había convertido en el principal destino de la carne paraguaya.

“Arabia Saudita es un mercado delantero, puede reemplazar algo a Rusia, 15.000 toneladas, pero no es el mercado de 100.000 toneladas que puede reemplazar al 100 % lo que sería Rusia”, explicó.

Por eso, Paraguay busca consolidar su producto en Israel y Taiwán, isla que levantó a finales de 2019 su cupo a la carne paraguaya.

En concreto, el presidente del Senacsa apuntó al envío de 25.000 toneladas de carne a Israel y otras tantas a Taiwán.

Los productores también esperan la apertura del mercado estadounidense, después de que el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, conversara con su homólogo, Donald Trump, en el encuentro que mantuvieron en Washington el pasado diciembre.

En el lanzamiento de esta campaña de vacunación en el Chaco paraguayo también participó el presidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Luis Villasanti, quien solicitó a Abdo Benítez, presente en el evento, la apertura de más mercados para la carne paraguaya.

Para Villasanti, Paraguay debería asegurarse la entrada de “una carne de primera” en unos “100 o 150 países”.