Asunción, 28 sep.- La ministra de Industria y Comercio de Paraguay, Liz Cramer, afirmó que Paraguay puede “complementar la cadena productiva” de Brasil, para que se convierta en un “socio estratégico” que ayude al Gobierno en su objetivo de “reducir la pobreza” y “fortalecer a la clase media” paraguaya.

Cramer asistió a la inauguración oficial de la décima edición de la Expo Paraguay Brasil, un foro en el que empresarios de ambos países buscan establecer alianzas y realizar negocios, y explicó, ante un grupo de empresarios brasileños Paraguay ofrece sus compañías “producir mejor y más competitivamente”.

La intención de su ministerio, dijo, es “mejorar el clima de negocios” y buscar “qué sectores” productivos brasileños tienen el “potencial” de trasladar sus procesos productivos al país, especialmente desde Asia, lo que les permitiría reducir los costos de transporte y ambientales.

Aseveró que Paraguay tiene “mucho potencial” de crecimiento en sus relaciones comerciales con el gigante latinoamericano ya que “nuestra balanza comercial sigue siendo negativa”, pero reconoció que aún tiene “muchos aspectos que mejorar” para atraer más inversiones.

Y aseguró que, a las empresas brasileñas ya instaladas en el país, “les vamos a preguntar qué más podemos hacer para que produzcan más”.

Recordó que “Paraguay ha hecho un buen trabajo en los últimos años” en lo referente a la atracción de inversiones extranjeras, pero avisó que “a parte del capital inicial y la generación de empleo” de esas inversiones, “podemos madurar e ir nosotros a atraer aquellas inversiones” que además “generen un valor añadido”.

“Vamos a ser muy quirúrgicos”, indicó, sobre las inversiones que quieren seleccionar para que aporten ese valor agregado en términos de desarrollo sostenible y que “aporten a la imagen del país”.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio Paraguay Brasil, Rubén Jacks, presente en la inauguración, convino en que “es más conveniente que un empresario brasilero importe de Paraguay lo que compra en otros lugares del mundo”.

Asimismo, aseguró que los empresarios brasileños comparten con las autoridades paraguayas una “visión 2030”, en referencia a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, de cara a ese año que en 2015 aprobaron las Naciones Unidas.

En ese sentido, consideró que de cara a 2030 ve a Paraguay “trabajando con Brasil como fábrica de alimentos para el mundo”, en el marco del Mercosur, para lo que apostó por ampliar la tecnificación de la producción de alimentos.