Asunción, 13 feb. – Tras el asesinato anoche de un conocido informador en la conflictiva localidad de Pedro Juan Caballero fronteriza con Brasil, miembros del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), expresaron este jueves al Gobierno su preocupación por las condiciones para el ejercicio de la profesión en dicha ciudad.

Lourenco “Leo” Veras, propietario del portal digital Porã News, recibió varios balazos por parte de un grupo de encapuchados cuando se encontraba con su familia en el interior de su vivienda en esa ciudad, según informó la Fiscalía.

Integrantes del SPP se entrevistaron esta mañana con el viceministro de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Jesús Lara, quien les informó de que “los mejores investigadores” de la Policía Nacional fueron desplegados a esa ciudad para resolver el crimen.

A la salida de la reunión, Jimmy Peralta, secretario general del SPP, dijo a los medios que “la situación en Pedro Juan Caballero es muy preocupante… el ambiente de violencia en que trabajan los compañeros”.

“Ahora tuvimos un compromiso del viceministro de tomar medidas, de llevar profesionales de Asunción y esperamos una respuesta favorable en la práctica”, añadió Peralta, citado en la página del Ministerio del Interior.

Veras murió en el hospital al que fue trasladado tras el atentado.

Su viuda, Cinthia González, dijo este jueves a los periodistas que varios enmascarados bajaron de un vehículo y se adentraron en la casa portando armas.

González añadió que Veras se levantó de la mesa para huir, pero fue alcanzado por los disparos.

Agregó que el periodista no había recibido amenazas de muerte, como afirmaron algunos medios, pero admitió que en las últimas semanas habían avistado la presencia de vehículos sospechosos en las inmediaciones de la vivienda.

Tras el asesinato, el SPP exigió a las autoridades que “garanticen la vida y la seguridad de los colegas de la zona, además de aclarar este terrible crimen y juzgar debidamente a los culpables, evitando nuevamente que la impunidad se engalane”.

Por su parte, el Foro de Periodistas Paraguayos (FOPEP) llamó al Ministerio del Interior a “realizar una investigación profunda para dar con los asesinos del colega atacado en su propio domicilio y posteriormente muerto camino al hospital”.

Pedro Juan Caballero es una zona fronteriza con uno de los mayores índices de asesinatos de Paraguay y donde tiene activa presencia el Primer Comando Capital, el mayor grupo criminal brasileño.

Uno de los últimos casos que impactaron en el país fue el asesinato en 2014 del periodista Pablo Medina, del ABC Color, y conocido por sus investigaciones sobre la relación entre el narcotráfico y autoridades locales del norte del país.

Por ese asesinato cumple condena el exintendente del gobernante Partido Colorado Vilmar “Neneco” Acosta, a quien se señaló como instigador del homicidio.