Presidentes de Costa Rica y Paraguay analizan una posible cooperación ambiental

0
54
SAN JOSÉ (COSTA RICA), 07/02/2019.- El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez (d), en calidad de "observador", asiste a una audiencia este jueves, en San José (Costa Rica).

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, este viernes recibió a su colega de Paraguay, Mario Abdo Benítez, para repasar la relación bilateral y analizar posibilidades de cooperación en materia ambiental.
La Casa Presidencial informó que se trató de un encuentro privado entre ambos mandatarios, en el marco de una visita Costa Rica de Benítez, que tuvo como fin principal participar como observador el jueves en una audiencia en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) sobre una demanda contra Paraguay.
“Durante el encuentro, ambos gobernantes hicieron un repaso de las posibilidades de cooperación en materia de medio ambiente y descarbonización, entre otros”, indicó la Casa Presidencial costarricense en un comunicado de prensa.
En la visita de cortesía a la Casa Presidencial de Costa Rica, el presidente paraguayo estuvo acompañado de su esposa, Silvana López Moreira, al igual que el gobernante costarricense estuvo acompañado por su esposa Claudia Dobles.
“Ambos mandatarios habían coincidió previamente en el mes de noviembre del año pasado, en el marco de la XXVI Cumbre Iberoamerica de Jefes de Estado y de Gobierno, en Antigua, que se dió en Guatemala, ocasión en que el gobernante costarricense le extendió a Abdo Benítez la invitación para realizar una visita de Estado”, explicó el comunicado oficial.
En la reunión de este viernes, Alvarado le reiteró a su homólogo paraguayo la invitación para que efectúe una visita de Estado, la cual se llevará a cabo posiblemente en junio próximo, según la información oficial.
El presidente paraguayo estuvo presente el jueves durante toda la audiencia ante LA CIDH, con sede en Costa Rica, durando aproximadamente unas 10 horas.
El caso se relaciona con la supuesta responsabilidad del Estado de Paraguay por la alegada desaparición temporal y torturas sufridas por los activistas del grupo izquierdista “Patria Libre” Juan Arrom Suhurt y Anuncio Martí Méndez, en el año 2002.
La demanda señala que estas personas fueron desaparecidas temporalmente entre el 17 y el 30 de enero de 2002 por agentes estatales, quienes aparentemente los interrogaron sobre sus actividades políticas y los torturaron para que se declararan culpables del secuestro de María Edith Bordón, nuera del exministro de Hacienda Enzo Debernardi.
El Estado paraguayo asegura que dicha versión es falsa y que los denunciantes tienen como objetivo obtener un beneficio monetario y evadir los cargos por secuestro.
En la audiencia el presidente de Paraguay se hizo acompañar de una comitiva gubernamental de alto nivel y de personas víctimas de secuestros en Paraguay.