Pueblos indígenas paraguayos recurren a la radio para defender sus derechos

0
16
Imagen Referencial

Las radios comunitarias de las comunidades indígenas de Paraguay emiten desde finales de 2018 pequeñas cuñas radiales de poco más de un minuto en las que recrean situaciones de vulneración de derechos que viven estos pueblos e informan, de manera didáctica, de las leyes que les amparan.
La idea de recurrir a la radio fue de los líderes y las lideresas indígenas de las comunidades que integran la Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI), para facilitar la divulgación de la Cartilla de Primeros Auxilios Jurídicos.
Ese documento, elaborado en 2016, recopilaba algunas de las preguntas más frecuentes que las comunidades indígenas tenían sobre sus derechos colectivos e individuales, y ahora, unos años después ha encontrado su versión sonora en la serie radial “Primeros Auxilios Jurídicos”.
Una de las comunicadoras que trabajan para la FAPI, María José Centurión, comentó a Efe que la idea de transformar ese documento en un formato para radio surgió en los encuentros que mantienen las organizaciones integrantes de la Federación.
“Se piensa en conjunto con los líderes y lideresas, que veían que sus comunidades podían asimilar mejor esta cartilla a través de los consejos radiales”, dijo Centurión.
De esta forma, ese compendio de preguntas y respuestas, con una extensión de unas 48 páginas, se convirtió en ocho capítulos sonoros, 16 en total si se tiene en cuenta que se grabó una versión en español y otra en guaraní, que las radios comunitarias emiten dentro de su programación.
La versión en guaraní está pensada para los pueblos indígenas de la región oriental del país, hacia la frontera con Brasil, mientras que las grabaciones en español van dirigidas a las comunidades de la región occidental, que coincide geográficamente con el Chaco paraguayo, y donde son de uso frecuente otras lenguas nativas, como recordó Centurión.
Los jefes indígenas de cada organización se encargaron de supervisar cada uno de los guiones y de dar el visto bueno a la grabación final, ya que esa parte contó con el trabajo de “un guionista y dos locutores no indígenas”.
Los ocho capítulos tratan, como si de un pequeño teatro se tratara, situaciones a las que todos se han visto expuestos alguna vez, como una orden de desalojo, una consulta sobre el territorio, cómo presentar una denuncia o la detención de niños menores de 14 años.
Ese fue uno de los problemas que más llamó la atención de una de las asesoras jurídicas de la FAPI que dieron respuestas a las preguntas de esa cartilla de primeros auxilios, Mirta Pereira.
En una de esas reuniones con los miembros de la organización, una de las abuelas del Chaco, relató Pereira, preguntó si los niños podían ir detenidos a las comisarías.
“Explicamos que los menores de 14 años no pueden ser detenidos, son inimputables y no pueden ser procesados. Explicamos todo lo que tiene que ver con las leyes que protegen a la niñez”, manifestó Pereira en declaraciones a Efe.
La población indígena de Paraguay asciende a unas 117.000 personas, distribuidos en 19 pueblos y presentes en 13 departamentos del país, según los datos de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (Dgeec), correspondientes 2012.
Además, la Constitución Nacional de 1992 reconoce su existencia y presencia en el territorio antes de la conformación del Estado como tal y se compromete a preservar sus particularidades culturales y sus formas de organización.
Sin embargo, Pereira, como asesora jurídica, aseguró que “en ambas regiones (occidental y oriental) están vulnerados los derechos de los pueblos indígenas, sobre todo en lo que hace a territorios y cuidados”.
Por eso, la finalidad de estos pódcast, que se pueden descargar para que cada radio comunitaria los emita, es presentar a sus oyentes situaciones cotidianas para que les resulte sencillo identificar la violación de sus derechos y conocer que existe una respuesta legal para defenderse.
Pereira añadió que este proyecto, respaldado por la Agencia de Cooperación Española (Aecid) y la Rainforest Foundation Norway (RFN), no solo alcanza a los pueblos indígenas sino que además está llegando a poblaciones campesinas, que se informan a través de este medio de sus derechos individuales.