Rectora paraguaya reclama a más mujeres con cargos de responsabilidad

0
161

La doctora Zully Vera se convertirá oficialmente este jueves en la primera mujer que ostenta el cargo de rectora en la Universidad Nacional de Asunción (UNA) en 130 años de historia, una posición desde la que reclama que más mujeres accedan a puestos de responsabilidad en las instituciones paraguayas.
“Yo tengo la gran misión y ojalá que también podamos más mujeres ocupar cargos”, aseguró la profesora e investigadora universitaria en una entrevista con Efe, en la que repasó sus principales líneas de gobierno hasta el año 2024.
Vera reconoció que su nombramiento ha sido una noticia que ha llamado la atención de los medios de comunicación y se mostró confiada en que ese “momento histórico” sirva para que no se tarde “tantos años” en que otra mujer acceda a un cargo así.
Sin embargo, la doctora en Ciencias Farmacéuticas aseguró que “estos cambios no se dan tan rápido” en la sociedad paraguaya y que la incorporación de las mujeres a los puestos de gestión del país se producirá “gradualmente”. Uno de los sectores donde se aprecia la brecha de género son los propios organismos de dirección de la Universidad Nacional de Asunción, como la Asamblea Universitaria que cuenta con solo 11 mujeres entre sus 62 miembros o el Consejo Superior con 5 representantes femeninas por 52 puestos.
Esos números contrastan con el volumen de profesoras de la institución, donde un 51 % de las 9.417 personas que conforman el profesorado son mujeres, de acuerdo con los datos del Centro de Documentación y Estudios (CDE) de Paraguay. Una cifra que todavía se amplía más en el caso del alumnado, ya que el 55 % de las matriculaciones corresponde a mujeres, mientras que el 62 % de los alumnos graduados también fueron mujeres.
“Estoy estimulando a los órganos de gobierno y a los estudiantes a que siempre vean esa equidad, esa paridad en el sentido de que sean representantes tanto hombres como mujeres. Hay que ir construyendo”, agregó.
La nueva rectora agregó que “aún tenemos mucho que trabajar” en algunos aspectos de igualdad como en la disminución de la brecha salarial entre hombres y mujeres cuando se concluye la universidad, especialmente en los puestos de trabajo del sector privado.
Para la doctora, en muchas ocasiones las mujeres están sometidas a un mayor observación en sus puestos laborales porque “somos menos en los colectivos o en los grupos de trabajos” y se produce un control más exhaustivo sobre “si realmente se hace bien la tarea”.
Tras 27 años de carrera universitaria, Vera accedió a su nuevo puesto después de lograr una amplia mayoría en la votación de la asamblea con 43 votos a favor, superando a otros tres aspirantes al rectorado, todos hombres. Su proyecto para los próximos cinco años está centrado en mejorar la internacionalización de la universidad, aumentar el porcentaje de estudiantes becados o impulsar la formación de los docentes para mejorar la calidad de los estudios.
A pesar de que aún no ha presentado su programa económico en el Congreso, la doctora aspira a que la educación universitaria se convierta en una “política de Estado”, lo que, a su juicio, requiere un aumento de la inversión pública. “Los alumnos que acceden a la universidad son muy pocos. Uno de los desafíos a nivel país y de Gobierno podría ser lograr ese aumento en el presupuesto y lograr que más estudiantes accedan a las universidades”, expresó.
El objetivo de la rectora es aumentar el porcentaje de jóvenes que acceden a la universidad, ya que, según sus datos, únicamente un 35 % de los adolescentes concluye la educación secundaria en Paraguay. La Universidad de Asunción cuenta actualmente con 53.000 estudiantes, repartidos por las filiales que tienen en doce departamentos del país.