Senado paraguayo aprueba regular el trabajo temporal para elevar cotizaciones

0
61

La Cámara Alta paraguaya aprobó este jueves un proyecto de ley para “regular el trabajo temporal” con objeto de “resguardar” los derechos de los que trabajen menos de 36 horas semanales, e incluir en el sistema de cotizaciones a la seguridad social a 1,2 millones de personas.
El proyecto, presentado por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTESS), deberá ser tratado ahora en la Cámara de Diputados, antes de que pueda ser promulgado por el Ejecutivo, según informó el Senado.
En la defensa del proyecto, el senador del minoritario Partido Patria Querida Stephan Rasmussen explicó que el objetivo es regular una modalidad de trabajo que existe pero que no está “contemplada en el código del trabajo ni en las normativas previsionales actuales”, de manera que esa forma de empleo tenga “las mismas garantías que los trabajadores a tiempo completo”.
La nueva norma será aplicable a aquellos trabajadores cuyos empleos tengan una carga horaria inferior a las 36 horas semanales -en Paraguay la jornada laboral semanal es de 48 horas-.
Rasmussen indicó que el proyecto permitirá que “1.250.000 personas que trabajan en la informalidad” por ganar menos del salario mínimo, fijado actualmente en 359 dólares, puedan realizar aportes al Instituto de Previsión Social (IPS), y tener derecho a los sistemas de salud y jubilación públicos.
En concreto, el texto establece que para los trabajadores a tiempo parcial que obtengan una remuneración inferior al salario mínimo, el empleador deberá cotizar la diferencia entre el 9 % del salario mínimo legal vigente y el 9 % del salario efectivamente percibido por el trabajador de tiempo parcial.
Dichos trabajadores tendrán derecho al seguro médico y tendrán una pensión “en proporción a lo aportado”, aunque podrán hacer aportaciones de más de un empleo.
Los senadores de izquierda que se opusieron al proyecto argumentaron que “precarizará” el mercado laboral y aseguraron que la norma es anticonstitucional, porque la Carta Magna establece que el Estado debe “crear políticas de empleo total, no parcial”.
En Paraguay, un 66 % de la masa laboral trabaja de manera informal, según datos de la cartera de Trabajo.