Asunción, 25 sep.- La Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) de Paraguay acordó con gremios empresariales y profesionales la redacción de un nuevo decreto relativo al Impuesto sobre la Renta Personal (IRP), después de que el sector empresarial mostrara su rechazo en repetidas ocasiones a la normativa anterior.

El titular de la SET, Fabián Domínguez, informó en una conferencia de prensa posterior a la reunión que el nuevo decreto establecerá la liquidación final del ejercicio 2017 y establecerá las bases para “una eventual reforma tributaria para el ejercicio 2019”.

“Los criterios que serán aplicados será la deducibilidad de las acciones, reconocimiento de la inversión y de los egresos relacionados a la inversión y del arrastre de perdidas”, explicó Domínguez.

El decreto actual, que suscitó las quejas de los contribuyentes afectados, limitaba las deducciones y el arrastre de las pérdidas fiscales, algo que los empresarios consideraban ilegal, ya que la Ley del IRP sí las reconocía.

La SET se comprometió a “ir redactando el proyecto de decreto consensuado” en los próximos días para “enviar cuanto antes al Poder Ejecutivo”.

Los empresarios que participaron en la reunión con la SET valoraron de forma positiva el resultado y agradecieron el diálogo con la nueva Administración, después de “los conflictos” que surgieron en el periodo anterior, según señaló Ángel De Vaca, del Consejo de Contadores.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios de Paraguay (CNCSP), Beltrán Macchi, agregó que el decreto anterior generaba “inseguridad jurídica” por la interpretación que se dio de la ley en la pasada legislatura.

El decreto relativo al IRP generó varios desencuentros entre el Fisco y los gremios de empresarios, y obligó a Hacienda a conceder varias prórrogas para la presentación de las Declaraciones Juradas correspondientes a la liquidación del IRP del periodo fiscal 2017.

La exministra de Hacienda Lea Giménez reconoció en su momento “la confusión en la liquidación del impuesto” generada por el decreto.

Ahora, el titular de la SET pretende solventar “algunos criterios que generaban algún tipo de resquemor y enfrentamiento entre el sector público y privado”, según dijo en declaraciones a Efe tras la conferencia de prensa.

Además, también se puso sobre la mesa la “iniciativa de una reforma tributaria”, que deberá contar antes con “puntos de acuerdo”.

“El país tiene una predominancia en impuestos indirectos. De lo que aquí se habló en esta mesa es del IRP y llegamos al consenso de que es necesario una modificación”, puntualizó Domínguez.

Los datos de la SET confirman ese peso de los impuestos indirectos, con una recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que superó los 785 millones de dólares en julio de este año, frente a los 20,9 millones de dólares obtenidos a través del IRP.

Preguntado por una posible subida del IRP, Domínguez aclaró que no sabe si se dará una “subida de tasas de alicuota o de tarifas” o si se optará por un cambio en “las reglas de liquidación del impuesto” que logre “mayor potencia en la recaudación”.