Buenos Aires, 18 sep.- La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) insistió en Argentina en la importancia de concienciar a los países de América Latina sobre el valor que tiene la propiedad intelectual a nivel económico y estratégico para las empresas.

“La propiedad intelectual no es un fin en sí mismo, es una herramienta para la promoción y el estímulo de la economía”, destacó en una entrevista con Efe Pedro Duarte, jefe del proyecto IP Key América Latina de la EUIPO, que busca fomentar la cooperación para fortalecer esta materia a nivel mundial.

Tras inaugurar el seminario “Innovación, negocios y propiedad intelectual” en Buenos Aires, Duarte hizo hincapié en que la iniciativa busca “crear una red de impacto global” que apueste por la “convergencia” en propiedad intelectual en Latinoamérica y el resto del mundo.

Según dijo, esto busca aportar no solo un beneficio económico a la empresa, sino también “estratégico”, ya que las compañías que innovan y protegen su idea podrían contar con “previsibilidad” y “transparencia” a la hora de tratar su marca, su patente o su derecho de autor en cualquier país del mundo.

“El objetivo es que los actores comerciales puedan hablar de la propiedad intelectual de la misma manera, en el mismo idioma. Se trata de un apoyo al comercio y a la innovación”, señaló.

Con él coincidió la embajadora de la Unión Europea en Argentina, Aude Maio-Coliche, quien durante la apertura del seminario destacó que la propiedad intelectual “permite el desarrollo” porque “estimula” la innovación y la calidad y fomenta la competitividad de las empresas.

“La propiedad intelectual es más que nunca importante para las empresas y su comportamiento económico”, valoró.

Por su parte, la representante de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) María Coro Gutiérrez Pla señaló a Efe que el hecho de registrar una marca o una patente permite contar con un “mecanismo de defensa global” si en algún momento tratan de copiar.

Por ello destacó la necesidad de concienciar a las pequeñas y medianas empresas (pymes) sobre la importancia de contar con esta especie de “seguro”, pese a que sea algo que no genera ingresos inmediatos.

La jefa de servicio y operaciones de la EUIPO, Begoña Uriarte Valiente, también insistió en la necesidad de que las compañías protejan sus proyectos.

“Tienes una marca o un diseño muy potente en el mercado que va a triunfar y, si no lo has protegido, todo el mundo te puede copiar y pierdes la riqueza que te pueda generar esa propiedad intelectual”, dijo a Efe.

IP Key América Latina comenzó a trabajar en septiembre de 2017 y cuenta con un presupuesto total de seis millones de euros para cuatro años que puede ser expandido.