Asunción, 29 may.- Alicia Pucheta, actual vicepresidenta de Paraguay, formó parte de un conversatorio sobre participación política femenina realizado hoy. En dicho evento, Pucheta pidió “estar preparados” para “dar calidad de vida” a las mujeres del país, principalmente a las jóvenes, a través de empleo, sanidad y educación.

Además hizo un llamado a “estar en condiciones de enfrentar esta situación”, refiriéndose a que Paraguay será uno de los países en donde habrá más población femenina joven a lo largo del siglo XXI.

La vicepresidenta paraguaya, que se estrenó en política este mes tras una larga trayectoria judicial, también invitó a las mujeres de su país a desarrollar “el sentido de pertenencia” para que “se haga realidad la participación política”.

El acto, celebrado en la sede de la Vicepresidencia, estuvo organizado por ONU Mujeres y por el Ministerio de la Mujer de Paraguay, entre otras asociaciones, por lo que Pucheta también se refirió a la Agenda de Naciones Unidas para 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), entre los que se encuentra la paridad en la igualdad de género.

“Aquí no se está regalando por ser mujer, eso hay que entender definitivamente, sino por su capacidad e idoneidad”, señaló Pucheta, que podría convertirse en la primera presidenta de Paraguay si el Congreso acepta este miércoles la renuncia del actual mandatario, Horacio Cartes.

También defendió esa idea la ministra de la Mujer, Ana María Baiardi, que explicó que la paridad no implica la llegada a puestos de poder de mujeres “ineptas” y defendió que todas tienen “valía” y “potencial”.

Por su parte, la representante de ONU Mujeres en Paraguay, Florence Raes, se refirió a los avances logrados en el país sudamericano en los últimos años, aunque evidenció que todavía queda trabajo por hacer en cuestiones de igualdad.

“Se habla del tema, no siempre bien, pero al menos se debate. El silencio se rompió, se puso en la agenda pública y eso ya es un gran paso adelante”, aseguró.

Raes insistió en que la presencia femenina en diferentes espacios que durante mucho tiempo se consideraron vetados “ha a impactado en la calidad de las políticas públicas y de los servicios públicos”.

Este evento, en el que participaron más de 50 personas de diferentes organizaciones e instituciones, contó con la ponencia de la investigadora argentina María Inés Tula, quien habló sobre la participación política de la mujer en la región sudamericana.

“Estamos hablando de que el impulso empieza a darse a principios de los años 90, es un tema muy nuevo e implica dar conocimiento”, expresó Tula.

La experta añadió que “la ridiculización” que se ve ahora en las redes sociales acerca de cuestiones relacionadas con el feminismo y la presencia de la mujer en la vida pública ya la vivieron las primeras sufragistas, como “una herramienta antiquísima para evitar que las mujeres se organicen y sigan luchando”.

Paraguay es uno de los países con menor participación femenina en Latinoamérica y la situación no mejoró en las pasadas elecciones del 22 de abril, a pesar de los esfuerzos de distintas organizaciones.

El Senado paraguayo contará con ocho senadoras en la nueva conformación, frente a las nueve que salieron electas en los comicios de 2013.